×
Silvia Guadalupe Garza Galván
Silvia Guadalupe Garza Galván
ver +
Diputada Federal, Silvia Guadalupe Garza Galván
Partido Acción Nacional
Bióloga egresada de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Es miembro honorario del Colegio de Biólogos de México. A nivel local ha ejercido diversos cargos, entre ellos el de Directora de Ecología, Parques y Jardines y Fomento Agropecuario del Municipio de Monclova, Coahuila (1997-1999), su ciudad natal. Asimismo, fue Delegada de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (2008-2011) en Coahuila, en donde sus principales acciones se concentraron en controlar la tala forestal clandestina en las sierras de Coahuila; conservar las Áreas Naturales Protegidas así como la fauna endémica y exótica; inspeccionar y sancionar a las industrias; verificar los residuos peligrosos y especiales y hacer un inventario de los pasivos ambientales del Estado. Inició su trayectoria legislativa en el H. Congreso de Coahuila de Zaragoza, fungiendo como Diputada en la LVII Legislatura (2006–2009), en cuya oportunidad participó en las Comisiones de Medio Ambiente, Equidad de Género, Energía y Minas y presidió la Comisión del Agua. Como resultado de su actividad legislativa se impulsó una nueva Ley del Agua, la Ley de Protección a la Maternidad, así como reformas a diversos artículos del Código Penal. A nivel federal se desempeñó como Miembro del Consejo Consultivo para el Desarrollo Sustentable-Región Noreste y Región Centro de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (2003-2004), y ocupó el cargo de Senadora de la República en las LXII y LXIII Legislaturas (2012-2018), siendo la primera Senadora en la historia de Coahuila en haber sido electa por el principio de mayoría. En tal carácter se desempeñó como Presidenta de la Comisión Especial de Cambio Climático y Secretaria de las Comisiones de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Recursos Hidráulicos, así como de Derechos Humanos, colaborando como integrante de la Comisión de Agricultura y Ganadería, y del Parlamento Latinoamericano en las Comisiones de Medio Ambiente y Turismo. Asimismo, ha sido Consejera Nacional del Partido Acción Nacional, Miembro de la Comisión Permanente de su Comité Ejecutivo Nacional, así como Coordinadora Nacional de Desarrollo Sustentable, y Coordinadora de Medio Ambiente de la Coalición Por México al Frente. Actualmente es Diputada Federal en la LXIV Legislatura, responsabilidad desde la que continúa trabajando por el bienestar de las y los mexicanos. Dirección: Cámara de Diputados, Oficina 64, Edificio H, Piso 2, Avenida Congreso de la Unión 66, Colonia El Parque, Delegación Venustiano Carranza, C.P. 15960, Ciudad de México, 50-36-00-00, ext. 59866. Página web: https://silviagarza.com.mx/ Correo: [email protected] Facebook: Silvia Garza Diputada, Twitter: @Silvia_Diputada, Instagram: @Silvia_Diputada

" Comentar Imprimir
08 Marzo 2020 04:01:00
El Día Internacional de la Mujer que marcará un antes y un después
Escuchar Nota
Hoy 8 de marzo las mujeres de este país nos damos cita para alzar la voz, ante el abrumador e intolerable índice de violencia de género contra la mujer.

Violencia de género, de la que se ha dicho mucho pero que se ha venido escuchando poco. Las estadísticas señalan que 10 mujeres mueren diariamente por este flagelo, de las cuales solo tres llegan a ser reconocidas bajo esta figura; el caso de Abril Pérez Sagaón, es una imagen del significado de las estadísticas, un crimen que pudo y debió evitarse.

Ha pasado tan solo un lustro desde que se emitió en nuestro país la primera alerta de género, que nació como un mecanismo de protección de los derechos humanos y la vida de las mujeres, pese a que se previó la implementación de acciones preventivas, de seguridad y justicia, así como la asignación de recursos presupuestales para hacer frente a la “contingencia de alerta de violencia de género”, cinco años después, más de la mitad del país registra alertas de género que hoy, son una emergencia nacional.

Al actual Gobierno, suponemos, bajo la bandera de austeridad, le debemos la desaparición de la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas, para dar paso a la Fiscalía Especializada en materia de Derechos Humanos que tiene a su cargo un combo de asuntos, entre ellos, el de las mujeres.

Así de la mano con el incremento del índice de las mujeres víctimas de violencia feminicida en los últimos dos años, el titular del Ejecutivo, nos ha demostrado a los mexicanos lo que es tener empeño en algún asunto de su interés, como la frivolidad de la rifa del avión, ya que en tan solo 46 días se dio a la tarea personal de organizar una megalotería, pero ha sido incapaz de anotar en su agenda el “problema” de las mujeres, que nos está rompiendo a las y los mexicanos, porque 10, no es un número, es una cadena de familiares, amistades, vecinos, compañeras y compañeros de trabajo, conocidas y conocidos de las víctimas, que no solo sufren el dolor de una ausencia, sino el dolor de una insuperable tragedia.

Se ha dicho que la falta de “sensibilidad” o “empatía” del titular del Ejecutivo, ha sido una desafortunada forma de abordar la situación –es mucho más grave– la falta de interés, la indiferencia, las bromas, el descrédito, la denostación, la burla, el fastidio es precisamente la semilla que engendra la normalización de la violencia de género, es aquí donde está enraizado el problema y uno de los factores más difíciles de erradicar y que ha contribuido al fracaso de mecanismos como el de la alerta de género.

Hacerlo desde su investidura, contribuye a corromper el entramado social; Fátima no era fifí ni estaba involucrada con un partido político, estas actitudes que “sutilmente” buscan minimizar una tragedia, es un ejemplo de lo que significa y conlleva la violencia de género. Fátima no es un caso, es una herida abierta, no de una, ni de dos, son miles de mujeres que hoy no están vivas, su ausencia rebasa a partidos políticos, gobiernos, adversarios, discursos y hasta las ideologías, no tiene ninguna gracia solapar la apología de la violencia como ha ocurrido con Isabel González esta semana y a quien le contestaron con un llamado a la “conciliación y el perdón”.

Estas actitudes son las que frustran, las que enojan y nos llevan a decir ¡basta!, por eso la convocatoria de las diferentes corrientes feministas que hoy se suman a diversas voces de la sociedad, que responden alto y fuerte: ¡alto a la violencia de género y feminicidios!

En el ensayo Solidaridad: Una Aproximación Sociológica, Borja Granado Lapuente, señala que “la solidaridad es una adhesión circunstancial, pero adhesión sólida, sin vanos artificios, firme, recia, completa, entera”, y de eso es de lo que está hecho este 8 y 9 de marzo en México, con solidaridad como solo se había visto en 1985 y 2017 ante la tragedia ocasionada por los sismos en la Ciudad de México, porque nos queremos todas y nos queremos vivas.



Imprimir
COMENTARIOS