0 1 2 3
×
4
Mónica Ceballos
Mónica Ceballos
ver +
Mónica Ceballos Angulo (6 de marzo de 1973, Guamúchil, Sinaloa) Licenciada en Ciencias de la Comunicación, con Maestría en Administración y diplomada en Periodismo por el ITESM Campus Monterrey. Se ha desempeñado en las áreas de Relaciones Públicas, Comunicación Organizacional y Periodismo especializado. Su mayor pasión es la defensa y difusión de los valores familiares y femeninos en aras de lograr que cada miembro en la sociedad sea reconocido por su esfuerzo y dedicación.

" Comentar Imprimir
13 Febrero 2012 04:00:08
El dinero no es la vida…  pero cómo ayuda
Escuchar Nota
Cuando se está enamorado al grado de querer pasar “el resto de la vida” con el ser amado, temas como el económico se dejan de lado, por diversas razones, entre ellas, que el amor no se basa en cuánto gane tu pareja o tú. Éste es un error muy, pero muy común; me atrevería a decir que la mitad –quizás más– de las parejas que deciden casarse no hablan sobre los ingresos de uno y otro antes de empezar una vida en común.

Desafortunadamente no se ve al matrimonio como una “empresa” que hará crecer nuestra vida íntima, personal, familiar y hasta profesional, en la que la parte económica determina muchas veces su éxito.

Hablar desde el noviazgo de cuánto se puede y debe gastar en renta o hipoteca, servicios, tarjetas de crédito, coche y gastos domésticos es una columna de soporte en una relación sana, según expertos en finanzas personales y relaciones humanas.

Desde la planeación de la boda, estipular cuánto se va a gastar es clave para lograr un evento inolvidable y no impagable. Ahorrar aquí también es la “medicina preventiva”.

Establecer las prioridades del matrimonio, así como detalles de cómo se va a vivir clarifica para ambos lados a dónde se llegará en éste que deberá ser un proyecto en común.

En lo personal, diría que tampoco debe darse nada por “entendido” porque con los “asegunes” cada persona, por más amor que exista, puede entender lo que le conviene, en pocas palabras, sobre aviso no hay engaño, ¿verdad?

¡Fíjese bien!

Adquirir un crédito hipotecario modesto ayuda a que en los primeros años no exista presión sobre los pagos que hay que hacer.

Optar por un automóvil modesto o usado es una recomendación viable para evitar un presupuesto muy elevado.

Es importante elaborar un presupuesto de gastos e ingresos, que además de las necesidades comunes, incluya lo que se gastaría en salir a divertirse y viajar con su pareja, recuerde que cuando llegan los hijos, las cosas no son tan fáciles.

Cree un fondo para contingencias, si afortunadamente no lo usan en un año, puede servir para cambiar el auto o comprar otra casa.

Los problemas financieros son una de las causas más recurrentes de divorcio.
Imprimir
COMENTARIOS


2

  • 3
4
6 7
8 9 0 1 2 3 4 5 20 21 22