0 1 2 3
×
4
Enrique Alvarez del Castillo
Enrique Alvarez del Castillo
ver +

" Comentar Imprimir
16 Julio 2014 03:00:03
El final feliz de Von Trier
Escuchar Nota
Hace algunas semanas apareció en las carteleras una de aquellas cintas que es tan aplaudida como despreciada desde el título mismo: “Nymphomaniac: Vol I”, película que presenta a la genial Charlotte Gainsbourg interpretando a Joe, una mujer que definitivamente tiene mucho que platicar acerca de su vida y sus experiencias con los hombres y, ¿por qué no?, también con alguna mujer.

Finalmente, para alegría de quienes no abandonaron la sala a la mitad de la proyección de la primera parte, se estrenó “Nymphomaniac: Vol 2”, en donde aparece Stellan Skarsgård en su papel de Seligman, quien escucha, analiza y opina sobre cada una de las aventuras, tragedias y desilusiones de Joe.

Esta parte del guión, escrito por Lars von Trier, está dedicada a la vida adulta de la protagonista y sólo toca algunos de los eventos importantes de la niñez y la juventud de Joe, mismos que la llevan a desarrollar un perfil que la sociedad identifica como el de una ninfomaníaca, cosa que a ella parece no incomodarle en lo absoluto.

La música en este largometraje e inclusive la ausencia de banda sonora en la mayoría de la proyección representa un gran acierto para el director que logra que los espectadores brinquen de un estado de ánimo a otro utilizando recursos visuales y por supuesto la genialidad con la que la historia es contada.

Esta segunda parte explora algunos aspectos un tanto más rudos en la vida sexual del personaje principal como el sadomasoquismo e incluso en sexo grupal, cosa que a la mayoría del público resultaría algo impropio a ser proyectado en las salas cinematográficas de una ciudad “bien portada” y de “buenas maneras” y en la que por supuesto jamás se haría nada de lo que se presenta en “Nymphomaniac” (¡ajá!).

A pesar de los comentarios encontrados y los gustos divididos la obra de Von Trier resulta una especie de lucecilla al final del túnel en medio de tanta mala comedia norteamericana y excelente motivo para asistir al cine.

Como todas las producciones la última palabra no la tienen ni los críticos, ni los editorialistas, ni la congregación de las carmelitas descalzas, ni mucho menos la liga de la decencia, sino los adultos pensantes que se sientan a ver una película fuerte que toca un tema crudo y de actualidad, de una manera explícita y sin pelos en la lengua... bueno, eso si está en duda.
Imprimir
COMENTARIOS


2

  • 3
4
6 7
8 9 0 1 2 3 4 5 20 21 22