×
Sancadilla
Sancadilla
ver +
Columna de la Agencia Reforma

" Comentar Imprimir
25 Junio 2012 03:00:08
El graduado
Christian Ramírez, ex defensa de Pumas, no ha perdido el tiempo desde que se retiró hace tres años, ya que se acaba de graduar como entrenador. Hace una semana hizo su “simulador”, en el cual dirigió a un equipo amateur para definir el parado y los ajustes que se van realizando a lo largo del encuentro. No le fue mal, aunque al final el rival le sacó el empate.

Ramírez demostró en su generación que la tenacidad es parte de la profesión, porque dejó en el camino a una decena de aspirantes, incluido al ex puma Vicente Nieto, quien se dedicó más al amor y a la familia que a la obtención de su título de entrenador.

Christian tiene bajo su cargo al representativo de futbol de la UP y ahora con “papelito” en mano también está listo para picar piedra en las divisiones de ascenso. Cabe señalar que otros de sus compañeros de generación como Jesús Olalde y Miguel Ángel Carreón también han optado por la docencia, dirigiendo a escuelas de futbol a nivel universitario tanto en Puebla como en el Centro Deportivo Israelita, respectivamente, pues por mucho que han intentando, en la Cantera del Club Universidad hay poca rotación con los entrenadores.

Preparan maletas

Si la Selección Mexicana Sub 23 inicia hoy su preparación hacia Londres 2012, también lo hacen sus familiares.

La familia de Héctor Herrera estudia la posibilidad de viajar al Reino Unido para acompañar a su “Zorrillo”. Los papás y la esposa de Héctor serían los ganones del viaje, pues el hijo de Herrera es muy pequeño para viajar.

Mientras tanto, los papás y el hermano de Javier Aquino estuvieron con él en sus últimos días libres, previo a integrarse a la concentración que arranca este día en el Centro de Alto Rendimiento de la FMF.

Pierde piso

Y hablando de Aquino, en La Noria nadie se explica qué le pasó, pues el oaxaqueño que apenas hace unos días era el más amable, está irreconocible desde que regresó del Tri.

Dicen que si bien el jugador siempre ha sido serio, desde el miércoles en que retornó a las prácticas, tras la conquista del Torneo Esperanzas de Toulon, parece otro, con esos aires de grandeza que taaanto daño le han hecho a muchas promesas del futbol nacional.

Lo curioso es que esa situación no ha afectado al zaguero Néstor Araujo, también seleccionado olímpico, y quien anda tan contento que hasta contagia de alegría a los trabajadores.

Ojalá y ahora que los papás y el hermano de Aquino han estado con él lo ayuden a que ponga los pies en la tierra para que al rato no haya otra oveja perdida en la Selección Nacional.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5