×
Carlos Loret de Mola
Carlos Loret de Mola
ver +
Carlos Loret de Mola estudio en el ITAM, la carrera de Economía. Estuvo en Acir, en Imer con Rocha, luego en Radio 13, después en W Radio y ahora también en Televisa. Nació en Mérida, Yucatán, México. Es licenciado en Economía por el Instituto Tecnológico Autónomo de México(ITAM). Es conductor del informativo matutino Primero Noticias (1:N) en el canal 2 de Televisa, y del noticiero vespertino “ Hoy por Hoy” en W Radio. Ha sido corresponsal de guerra en Afganistán y Haití. En Indonesia cubrió los desastres que ocasionó el Tsunami. Es autor del libro “ El Negocio . La economía de México atrapada por el narcotráfico” y coautor de “ Bitácora de Guerra”. Carlos Loret de Mola trabajaba con Ricardo Rocha como reportero y un día lo llamó Luis Vázquez, quien es el Productor General de Noticieros de Televisa, y le dijo que si quería hacer un casting porque estaban por iniciar un nuevo proyecto de noticieros para Canal 4 y buscaban un conductor. Hizo el casting y antes de que llegara a su casa ya le habían hablado para decirle que lo habían seleccionado. Cuando lo contrataron, Leopoldo Gómez, Vicepresidente de Noticieros, le dijo que tenía total libertad para elegir los contenidos del noticiero. 2004 Carlos Loret de Mola es desde el 11 de octubre el titular del noticiero matutino del Canal de las Estrellas, Primero Noticias. Su trayectoria profesional ha sido reconocida con el Premio Nacional de Periodismo 2005 y con una Mención Especial en el Premio Nacional de Periodismo 2001; el Premio del Certamen Nacional de Periodismo durante 2002, 2003 y 2004; el Premio de la Asociación Nacional de Locutores en 2002 y 2003, el Primer Premio Parlamentario de Periodismo en 1998, entre varios otros. 2007 Carlos Loret de Mola viaja a Tabasco para dar cobertura personalmente a la tragedia de las inundaciones en esa región de México. Una semana después de haber terminado su programa en W Radio (del grupo Radiópolis), el periodista Carlos Loret de Mola debutó con una nueva emisión en Radio Fórmula, con el programa Contraportada.

" Comentar Imprimir
27 Junio 2019 04:06:00
El juicio de la historia
El presidente López Obrador siempre está pensando en la Historia. Así, con mayúscula. La palabra aparece constantemente en sus discursos y hasta sus lemas de campaña. Ha leído sobre el tema, tiene su versión de la historia mexicana y la divulga constantemente. Él se ve a sí mismo en la historia.

Es tempranísimo para hablar de cuál será el juicio de la Historia sobre la figura política de Andrés Manuel López Obrador; pero hay algo que debería preocuparle al Presidente. Hay algunos párrafos que pueden empezar a escribirse y estoy seguro que no es así como quiere entrar a los libros.

El despliegue de más de 20 mil militares contra la migración “irregular”, como se le llama en este Gobierno, es algo inédito, inaudito. El propio Donald Trump –el Mandatario estadunidense más racista y antimexicano del que se tenga registro– afirma que las leyes mexicanas de migración son muy duras y felicita a México por cómo trata a los centroamericanos. Eso debería darnos una pista de dónde está alineado el país.

Si Peña Nieto le hizo la campaña a Trump invitándolo a Los Pinos para darle trato de Jefe de Estado, López Obrador le está haciendo la reelección dándole el principal argumento de campaña: gracias a que presioné a México, sí pude con la migración, los demócratas no.

“Ellos pueden hacer muchas cosas”, dice Trump sobre los gobernantes mexicanos. Sabe que en Estados Unidos no podría poner a militares a detener migrantes ni a detener personas nomás para pedirles sus documentos.

Una lluvia de amparos lo frenaría. Es una lucha añeja de las organizaciones defensoras de migrantes, a las que solía acompañar el Gobierno mexicano. Eran otros tiempos. Pero el actual Gobierno de México sí puede hacer eso y lo está haciendo. Lo vimos en las fotos de la AFP, sabemos lo que pasa en los camiones, nos llegan noticias de militares que detienen al que tenga cara de migrante y le exigen sus documentos.

Hasta donde me quedé, eso no solo viola los derechos humanos: eso viola la Constitución. Si esto estuviera sucediendo en Estados Unidos, habría un escándalo mayúsculo.

El Presidente evade con su discurso de que “respetan sus derechos humanos” como si violar los derechos humanos solo fuera matarlos o golpearlos. ¿Qué estaría diciendo López Obrador si fuera opositor? ¿Qué diría del pacto con Trump, del uso de las Fuerzas Armadas para detener migrantes? ¿Qué diría de los albergues donde mujeres y niños sobreviven hacinados, sin comida, devorados por zancudos?

El riesgo de derechos humanos asoma la cara. Es la represión generalizada de la migración indocumentada. Ni más ni menos. Que el lopezobradorismo no entienda el significado de represión es otra historia. Los periódicos norteamericanos así lo manejan: “Mexico’s crackdown on ilegal immigration”. Si la mayoría de la población está de acuerdo con este trato a los migrantes, si el Gobierno se da terapias de autoayuda convenciéndose de que no había de otra frente a la amenaza de aranceles, eso no les otorga un cheque en blanco.

¿Así quiere pasar a la Historia el Presidente?
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5