×
Jorge A. Meléndez
Jorge A. Meléndez
ver +

" Comentar Imprimir
15 Febrero 2020 04:00:00
El mercado del amor
Escuchar Nota
“Las cosas que me hacen decidirme a buscar casa son similares a cuando busco una compañera. Si me gusta ver casas y no tengo nada que hacer, sigo buscando. Si soy exigente, sigo buscando. Con una gran diferencia: la casa no tiene que amarme de regreso”.

¡Ah, chihuahua! Un extracto del libro Todo lo que Necesité Saber de Economía lo Aprendí en Sitios de Citas por Internet, del profesor de Stanford Paul Oyer.

Como hoy es Día de San Valentín, entrémosle al tema del amor desde una perspectiva muuuy distinta.

Como el mercado del amor es muy “líquido” (no es albur, significa que hay muchos compradores y vendedores), Oyer asegura que se puede aprender economía al revisar cómo funciona buscar pareja en línea.

Primero, el objetivo económico de encontrar una pareja ideal es maximizar la utilidad personal. Mmmm, demasiado abstracto. Digamos que es maximizar la felicidad esperada de la relación, ¿no?

“Los modelos de búsqueda en economía analizan pros y contras al decidir aceptar una opción de compra o seguir buscando una mejor”.

Igual en el amor. Pero a final de cuentas se opta por una pareja. A pesar de que quizá en el enorme universo de este mercado hubiese una mejor opción (aclaro, son palabras de Oyer). Lo que sí es que hay grandes diferencias en el tiempo de búsqueda: unos son rapiditos y otros lentones. En términos económicos: a menor costo de búsqueda, más tiempo buscando.

Por ejemplo, a algunos les gusta buscar. Derivan utilidad de la pesquisa. Pero también hay quisquillosos que se fijan en todo. A fin de cuentas, el tiempo de búsqueda depende de la personalidad.

Oyer asegura que el mercado laboral es el que más se parece al de la búsqueda de tu alma gemela.

“No elijo a la mejor pareja disponible, sino a la mejor pareja que también me elige a mí”, comenta.

Los paralelismos con el mercado laboral son notables:

1. Ambos lados buscan, evaluando sus opciones.

2. Es un proceso costoso.

3. Saben que si siguen buscando podrían encontrar a un mejor candidato que el “contratado”.

Por lo tanto, es difícil decidir. Pero el castigo de no elegir es alto: soledad o desempleo.

“Al final, la soledad es una opción tan poco romántica como el desempleo”, concluye.


Muuuy interesante

Bueno, hablando de citas en línea, hice un experimento. Creé cuatro perfiles en los principales sitios. Dos hombres y dos mujeres. Dos jóvenes (20 a 30 años) y dos de edad media (40-50).

Para hacerlo interesante, los jóvenes guapetones, pero sin plata. Y los maduritos, normalones físicamente... pero con patrimonio.

¿Sabes qué pasó? Las mujeres tuvieron mucho más suerte... y las más jóvenes, más. La chava de 24 años tuvo 701 visitas y guiños en el mes, mientras que la madura apenas 141, 80% menos. Hombres, búsquenle por otro lado: al joven le tocaron solo 225 visitas y guiños. Hombre maduro, trabajo duro: ¡apenas completó 61!

Hablando de citas y experiencia, el sitio Sex Surveys revela que el 41% de los mexicano(a)s tiene en promedio entre una y dos parejas antes de casarse. Un 25% tiene entre 3 y 5; un 11% entre 6 y 9; un 7% entre 10 y 14, y un 2% de a tiro echa la hilacha a volar: ¡tienen más de 20 parejas antes de sentar cabeza! Ah, pero en EU esta última categoría es enorme... ¡es el 16% de la población!

Para terminar revisemos algunas cifras del mercado del amor en México. Entre 2009 y 2018, la tasa de matrimonios en el país cayó 24 por ciento. ¿Y la de divorcios? Al revés: tuvo un alza del 69 por ciento.

Bueno, hasta en Estados Unidos se casan más (6.5 vs. 5.9 matrimonios por cada mil habitantes). Y aunque del otro lado del río Bravo se divorcian mucho más (2.9 vs. 1.25 por cada mil habitantes), la tendencia del divorcio en EU ha caído 28% en 18 años.

No importa si encontraste a tu media naranja en línea o tradicionalmente, nunca está de más recordarle por qué te hace suspirar... sobre todo en estas fechas. ¿Ya lo hiciste?


Posdata

El acoso sexual tiene dos elementos: el abuso y el poder del acosador. La cooperacha “voluntaria” a la IP es un tipo de acoso. Copelas o cuello... Terrible señal.

En pocas palabras...

“He decidido quedarme con el amor. El odio es una carga demasiado pesada” Martin Luther King.




Imprimir
COMENTARIOS