×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
01 Abril 2019 03:46:00
El mito de la MMT
Los defensores de la MMT, que se ha vuelto muy popular en los círculos demócratas, tienen los mejores argumentos contra los keynesianos tradicionales, pero es errónea porque no entienden el dinero, dice Jim Rickards en https://mail.google.com/mail/u/0/#inbox/FMfcgxwBWKWjfcTGLwmVvFvrNVGTBPMV.

La MMT, en teoría, añade Rickards, permite un gasto gubernamental mucho mayor sin tener que aumentar los impuestos. Las personas que entienden la MMT al menos de alguna manera superficial, son las personas que impulsan el debate sobre políticas o se postulan para la Presidencia.

Muchos economistas y administradores del dinero han atacado al MMT. Pero gran parte de su crítica es injustificada. “Soy un oponente de MMT”, dice Ruckards, “pero por diferentes razones”.

Es fácil ver por qué tantos políticos en el lado demócrata son grandes partidarios de MMT. Algunos, o todos ellos, han salido en apoyo de la matrícula universitaria gratuita, condonación de préstamos estudiantiles, Medicare para todos, cuidado infantil gratuito, ingresos básicos universales (UBI) y un Green New Deal. No hace falta decir que va a costar mucho dinero.

Se estima que el Green New Deal, solito, costaría alrededor de $97 anglotrillones, casi cinco veces el PIB anual de los Estados Unidos. Los críticos dicen: ‘Todo esto suena bien, pero no podemos permitirnos eso’.

Ese es su principal argumento: que no importa cuán deseables sean estos programas en teoría, simplemente no podemos pagarlos. La mayoría de las críticas de MMT cae en esa dirección. Incluso los keynesianos que generalmente favorecen grandes cantidades de gasto gubernamental para ‘estimular’ la economía, se han manifestado en contra del MMT. Además, incluso los keynesianos dicen que el MMT sería altamente inflacionario.

LA VERDADERA RAZÓN

El problema real con MMT es su definición de dinero. Toda la teoría se basa en arenas movedizas. Este es el punto en que todos fallan, incluidos los críticos habituales. La base del dinero, la definición del dinero, no tiene nada que ver con pagar impuestos.

Puedo pensar en cientos de maneras de guardar dinero y almacenar riquezas en las que no debes impuestos. Por ejemplo, si compras una acción y la guardas durante diez años sin venderla, ¿cuánto debes en impuestos? Cero. No debes impuestos hasta que la vendas.

El dinero no se basa en pagar impuestos. ¿En qué se basa el dinero entonces? En última instancia se basa en la confianza, insiste Rickards. Todos debemos confiar en el dinero que usamos o, de lo contrario, no tendría mucho valor.

Cuando sea tu turno de comprar bienes y servicios, necesitas saber que alguien más aceptará tu dinero. Es esa confianza en el sistema lo que crea valor. Ese sistema es muy frágil y puede perderse. Y una vez perdido, es casi imposible recuperarlo. Por eso las monedas fiduciarias siempre fallan a largo plazo.

Cuando se pierde la confianza, las personas se deshacen del dinero tan rápido como pueden. “Los defensores de MMT no entienden qué es el dinero. El dinero no se trata de coerción, se trata de confianza.

Ellos malinterpretan lo que es la inflación, que no es un fenómeno lineal, sino un fenómeno no lineal que puede salirse de control antes de que pueda hacer algo al respecto. Yo utilizo Venezuela como ejemplo, no QE. El punto es que no entienden el dinero”.

LA HIPERINFLACIÓN

“Los defensores de MMT dicen que la confianza no tiene nada que ver con eso, que necesitas pagar tus impuestos con dinero. Pero mira un lugar como Venezuela hoy. Es uno de los peores casos de hiperinflación en la historia del mundo. No creo que nadie en Venezuela esté preocupado por pagar sus impuestos.

Están preocupados por encontrar comida y agua para que sus familias no se mueran hoy de hambre. Y si tienen algo de dinero local, lo están sacando lo más rápido posible, más rápido de lo que el gobierno puede imprimirla… Si pueden encontrar oro o dólares o euros, lo están comprando. Cuando se pierde la confianza, las personas se deshacen del dinero que se deprecia rápidamente, tan pronto como pueden”.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5