0 1 2 3
×
4
Jorge A. Meléndez
Jorge A. Meléndez
ver +

" Comentar Imprimir
07 Diciembre 2019 04:04:00
El número
Escuchar Nota
Inicios de diciembre. Ya casi llega el aguinaldo (espero te toque). ¿Qué hacer con esa lanita? Buena excusa para platicar de la riqueza.

Vivimos en un mundo materialista. Es fácil confundir el valor de una persona con el de su patrimonio: vales porque tienes.

Abundancia es la palabra clave en la definición de riqueza: de bienes y cosas preciosas, de cualidades o atributos.

Pero, como todo en la vida, la riqueza es relativa.

Hablando de ingresos, según el INEGI, si ganas más de 55 mil 600 pesos mensuales ya eres parte del decil más pudiente. Ah, y este 10% superior concentra el 34% del ingreso.
Imagina, todo el 50% más pobre de México apenas suma el 21 por ciento. Uffff.

En dólares nominales, el PIB per cápita mexicano fue de 9 mil 318 dólares en 2018, según el Banco Mundial. Muy atrás del campeón, Luxemburgo (105 mil 863), o de Estados Unidos (casi 60 mil dólares). Uruguay (casi 17 mil) y Chile (15 mil 67) son los campeones regionales.

Pero no se puede hablar de riqueza analizando solo los ingresos. Hay que considerar el patrimonio. En este rubro es más difícil hacer un “benchmark”. Hagamos, pues, un análisis conceptual.

De acuerdo con un artículo de Michael, un exbanquero de Wall Street, en el sector financiero de Nueva York la riqueza se expresa en un número.

“Cuando laboré en Goldman, muchos hablábamos sobre cuál era nuestro número. Y claro que nos referíamos al número de ching... a tu madre”, explica.

Según Michael, este número representa el patrimonio necesario para que no te importe lo que opinen los demás. O sea, para poder mandar a todos a la...
Bueno, entonces ganar bien y tener mucho dinero es ser rico, ¿no?
No. Todavía falta. La riqueza financiera puede ser efímera.

Basta recordar a Mike Tyson, que ganaba 30 millones de dólares por pelea, acumuló una fortuna de más de 300 millones... y se declaró en bancarrota en el 2003.

El “número” de alguien puede ser enorme y llegar pronto a cero, mientras que otro puede ser mucho menor y permitir una buena y larga vida. Claro, ¡depende de los flujos de salida!

Un gasto excesivo agota hasta el patrimonio más alto. Y es que los súper ricos gastan de otra forma. Tomemos como ejemplo el precio de un departamento en las zonas chic de las principales capitales.

¿Sabes cuántos metros cuadrados (m2) compra un millón de dólares en Mónaco? Según el reporte Knight Frank de la riqueza, apenas 16 m2. Chécate el resto del top 5: ¿Hong Kong? 22 m2. ¿NY y Londres? 31 m2. En Singapur rinde un poco más... 36 m2.

Quizá otro concepto interesante para determinar la riqueza es el “ingreso pasivo”.

La exitosa serie británica Downton Abbey nos recuerda cómo en el siglo 19 e inicios del 20, los lords británicos más acaudalados vivían de las rentas de sus tierras. Tenían un ingreso pasivo, un número que les permitía vivir tranquilamente. Lo mismo sucede hoy con los ingresos de rentas, fondos de retiro, inversiones, etc.

Si la riqueza es un número (de patrimonio e ingresos) que permite vivir bien, lo que faltaría para redondear el concepto es la expectativa de vida. Alguien a quien le queda un año puede ser rico con más poco que otro al que le quedan 50 años en el mundo.

Para terminar, hay que recordar la trillada (pero muchas veces cierta) máxima de que la riqueza no lo es todo. O que el dinero no puede comprar la felicidad. Aunque como dijo la escritora Helen Gurley: ¡con plata por lo menos serás miserable de forma cómoda! Ja, ja, ja.

Por ejemplo, según el reporte de la felicidad 2019 de la ONU, los mexicanos somos más felices que algunos países más ricos, como Francia o Singapur. Ah, pero también pueden convivir riqueza y felicidad. Por ejemplo, Noruega ocupa el 3er lugar en ambas categorías.
Por lo pronto, espero que tu aguinaldo sea generoso. Pero, sobre todo, espero seas rico en lo que importa: salud, amor y felicidad. Sí, aunque suene trillado. Todo lo demás es extra, ¿no crees?

Posdata. Trump seguramente va a juicio político. La matemática en el Senado augura será declarado inocente. ¿A quién beneficiará esto en la campaña? Sin duda, una apuesta riesgosa. Ojalá que el destino alcance a este narcisista tramposo.

En pocas palabras...
“La mayor riqueza es vivir contento con lo poco”. Platón
Imprimir
COMENTARIOS


2

  • 3
4
6 7
8 9 0 1 2 3 4 5 20 21 22