×
Isabel Arvide
Isabel Arvide
ver +
Periodista, ha colaborado en los principales medios nacionales desde 1976. Recibió el Premio Nacional de Periodismo en 1984, primera mujer en obtenerlo por opinión. Es conocida por sus comentarios políticos críticos, ha publicado novela, poesía erótica, crónica y entrevistas. Entre sus libros destacan, con más de diez ediciones vendidas, "La Decisión Presidencial" y "Asunto de Familia", ambos analizando la corrupta relación entre Manuel Camacho, Carlos Salinas de Gortari y Luis Donaldo Colosio. En "La Guerra de los Espejos" narra el conflicto armado de Chiapas desde la visión de los cuarteles militares, editorial Océano, noviembre de 1998. Por el mismo sello editorial publicó, en 1999, "La Sucesión Milenaria" analizando el proceso electoral que llevaría a la derrota del PRI. Fue la efímera directora del diario Summa, de la empresa Televisa, hasta el primer día de diciembre de 1994, de donde salió por el encabezado: "Decepcionó el Gabinete". Hasta junio del 2000 escribió una columna política diaria para Ovaciones. A partir de esa fecha colabora en el diario Milenio, así como en el semanario del mismo nombre. Su columna diaria se publica en 15 periódicos de provincia. Visite www.isabelarvide.com

" Comentar Imprimir
30 Mayo 2009 04:00:43
El periodismo custodiado
Cuando hace muchos países, muchas vidas, muchas historias del periodismo mexicano, mataron a Manuel Buendía la voz del gremio –por primera vez devastado en plural- habló por primera vez de la vulnerabilidad inherente al ejercicio profesional. Y parecía que el asombro hacía eco sobre la incredulidad, que el sentimiento de fragilidad compartido, el miedo también, no eran sino elementos de una ficción todavía muy ajena.

A lo largo de estos años, en especial en tiempos cercanos, hemos aprendido a vivir de maneras que jamás imaginamos los periodistas que debían ser inherentes a nuestro oficio. Y que solamente habíamos escuchado como cuento de horror en Colombia, en algunos países muy lejanos.
Hoy lo común es ver a periodistas “protegidos” oficialmente. Las escoltas, los coches blindados, la seguridad policiaca a nuestro alrededor se están convirtiendo en tema común.

Y, también, lo que esto implica de censura. De dificultades inmensas para ejercer de reportero, para buscar la nota diaria, para investigar temas escabrosos. No solamente en el terreno de todas las complicaciones físicas, baste insistir en que las casas de los periodistas mexicanos no son como las de los ricos también mexicanos, sino en aquel de lo profesional.
Es como si uno tuviese, en verdad, que moverse encadenado.

Esto, mucho más, viene a la mente con relación al asesinato del periodista Eliseo Barrón en Durango, y la posterior petición de “protección oficial” de varios compañeros periodistas al gobierno de Coahuila dada la conurbación en la región de la Laguna donde el peligro para el periodista crece cada día. Y la cuestión no es si debe o no otorgarse esta “protección”, que el Fiscal estatal, Jesús Torres Charles, ya ofreció, sino lo que significa.
Esta es la nueva “cruz” del periodismo mexicano. Que debe ser estudiada, sociológicamente, a fondo.

Sobre todo la consecuente censura. La obligada porque la compañía permanente de policías que te protegen inhibe la búsqueda de “exclusivas”, cancela mucho de la cotidianidad profesional y remite en muchos, casi todos los casos diría yo, a la censura establecida desde fuera por condiciones adversas.
Junto con la nueva censura, la que se imponen algunos medios de comunicación para protección de sus periodistas, la que borra las firmas de las notas relacionadas con el crimen organizado, la que pocos reconocen y es la peor: La censura del miedo.

En Durango, en la región de la Laguna, mataron a un periodista. Y también, por eso hay que estar de acuerdo con el escrito de Carlos Marín en que hablaba de que las campanas doblan por todos los periodistas, asesinaron a mucho del ejercicio del periodismo mexicano, de la libertad de prensa tan difícilmente alcanzada.

El duelo debe ser por nosotros, por los periodistas y por la sociedad mexicana que pierden más de lo imaginado con esto…
http://www.isabelarvide.com
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5