×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
04 Octubre 2019 04:06:00
El poder corrompe
Estas son citas del más reciente libro de Gabriel Zaid, El Poder Corrompe (2019, Debate-Penguin Random House, México). Te recomiendo leer el libro completo; no tiene desperdicio en sus 141 páginas.

“La energía se degrada. Las flores se marchitan. Los niños dejan de ser niños.  El español es un latín corrupto. Todo deja de ser lo que era, todo puede considerarse corrompido. Pero sería indeseable, además de imposible (que esto no ocurriera). No todo cambio es corrupción… Otra cosa es que los encargados de intereses ajenos abusen del encargo que reciben. Sucede en la familia, la amistad, el trabajo, los negocios; en la vida social, cultural, religiosa y política. La corrupción de los poderes públicos es una tradición universal y milenaria. A pesar de lo cual, ha desaparecido en algunos países y lo hará en otros, a medida que aumente el rechazo social”.

“En el puritanismo, se reprime la felicidad como un deseo siniestro. En la corrupción, se reprime la honestidad como un deseo ridículo”.

“Que la corrupción sea vista como falla personal parece provenir de los ideales cristianos de perfección, en una utópica Ciudad de Dios realizada en la tierra”. 

“Hay en la pureza del apparátchik algo profundamente inmoral. La perfecta entrega a los fines del aparato degrada a las personas como fines en sí”.

“El funcionario, como persona, sabe que el sistema es monstruoso y aplasta a las personas”.

“La corruptibilidad es inherente a la libertad: no es posible ni deseable que desaparezca… En cambio, la corrupción política es una simulación: es la mentira instituida como forma de vida pública”.

“La corrupción desaparece en la medida en que las decisiones de interés público pasan de la zona privada del interés del Estado a la luz pública”.

“La esencia del asunto no está en el lucro sino en la impunidad: en quién le rinde cuentas a quién”.

“La impunidad es la cuestión central: quién le rinde cuentas a quién, quién es el propietario de las funciones públicas. Ahí está la diferencia entre el soberano y el mandatario. Ahí está la verdad de la mentira oficial. Ahí está la corrupción institucional. La impunidad se transmite en cascada desde los presidentes hasta el último policía”.

“Los últimos presidentes se excedieron: lo hicieron mal y se pagaron bien”.

“La mentira es una realidad política fundamental. Las repúblicas simuladas no gobiernan por la simple fuerza bruta, sino por la trampa: apoderándose de la verdad. Los ciudadanos están a merced de las autoridades… Los abusos y la corrupción son casi efectos derivados: adueñarse de la verdad facilita adueñarse de todo lo demás”.

“Es perfectamente posible acabar con la corrupción como sistema de organización política. Pero sería contraproducente aspirar a más: cambiar al género humano, llegar al paraíso en la tierra. Confundir lo que sí se puede hacer con lo imposible termina mal y sirve para justificar el desánimo, la complicidad, el cinismo”.

“Todo es corruptible, pero la solución no está en hacerlo incorruptible, sino en prevenir y castigar los abusos del poder. Soñar en un sistema político incorruptible sirve para no llegar a nada”.

“El Estado mexicano es un Estado corrupto: el derecho vale si las autoridades quieren. Si no quieren, no hay derecho que valga”.

“Históricamente, la corrupción ha sido la verdadera constitución política de México, el pacto de la Realpolitik entre las fuerzas capaces de crear problemas armados, laborales o económicos”.

“El poder como servicio es indeseable”.

“La verdadera racionalidad política no es tecnocrática, sino democrática… Los especialistas deben ser escuchados, pero no mandar”.

“La tecnocracia y el poder como negocio dependen de la administración de la verdad.”

“La corrupción empieza con la democracia simulada”.

“Vivir en la verdad transforma la naturaleza del poder”.
Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65