×
Carlos Loret de Mola
Carlos Loret de Mola
ver +
Carlos Loret de Mola estudio en el ITAM, la carrera de Economía. Estuvo en Acir, en Imer con Rocha, luego en Radio 13, después en W Radio y ahora también en Televisa. Nació en Mérida, Yucatán, México. Es licenciado en Economía por el Instituto Tecnológico Autónomo de México(ITAM). Es conductor del informativo matutino Primero Noticias (1:N) en el canal 2 de Televisa, y del noticiero vespertino “ Hoy por Hoy” en W Radio. Ha sido corresponsal de guerra en Afganistán y Haití. En Indonesia cubrió los desastres que ocasionó el Tsunami. Es autor del libro “ El Negocio . La economía de México atrapada por el narcotráfico” y coautor de “ Bitácora de Guerra”. Carlos Loret de Mola trabajaba con Ricardo Rocha como reportero y un día lo llamó Luis Vázquez, quien es el Productor General de Noticieros de Televisa, y le dijo que si quería hacer un casting porque estaban por iniciar un nuevo proyecto de noticieros para Canal 4 y buscaban un conductor. Hizo el casting y antes de que llegara a su casa ya le habían hablado para decirle que lo habían seleccionado. Cuando lo contrataron, Leopoldo Gómez, Vicepresidente de Noticieros, le dijo que tenía total libertad para elegir los contenidos del noticiero. 2004 Carlos Loret de Mola es desde el 11 de octubre el titular del noticiero matutino del Canal de las Estrellas, Primero Noticias. Su trayectoria profesional ha sido reconocida con el Premio Nacional de Periodismo 2005 y con una Mención Especial en el Premio Nacional de Periodismo 2001; el Premio del Certamen Nacional de Periodismo durante 2002, 2003 y 2004; el Premio de la Asociación Nacional de Locutores en 2002 y 2003, el Primer Premio Parlamentario de Periodismo en 1998, entre varios otros. 2007 Carlos Loret de Mola viaja a Tabasco para dar cobertura personalmente a la tragedia de las inundaciones en esa región de México. Una semana después de haber terminado su programa en W Radio (del grupo Radiópolis), el periodista Carlos Loret de Mola debutó con una nueva emisión en Radio Fórmula, con el programa Contraportada.

" Comentar Imprimir
04 Noviembre 2010 03:00:35
El Presidente apostó... y perdió
Algunos republicanos guardaron silencio

Hace apenas seis meses, el presidente, Felipe Calderón, fue ovacionado en una sesión conjunta del Congreso de Estados Unidos, que en ese momento contaba con mayoría demócrata en ambas cámaras. El Mandatario mexicano planteó de manera muy directa los problemas de nuestro país en su lucha contra los cárteles de la droga y puso el dedo en la llaga al señalar algunas áreas en las que Estados Unidos no estaba ayudando, en especial el control de las armas.

Al referirse a ese punto, fue cuidadoso de expresar su profundo respeto y admiración por la Constitución del país vecino y su Segunda Enmienda, que permite a los ciudadanos estadounidenses comprar armas para su protección, pero dejó en claro que los nobles propósitos del ordenamiento terminaban desvirtuados cuando se consideraba que 70% de las armas que llegaban a manos de los criminales en México se compraban libremente de aquel lado de la frontera. También fue claridoso Calderón en su condena a la llamada Ley Arizona y la describió como una iniciativa que criminaliza a los migrantes mexicanos.

Presidida por la demócrata Nancy Pelosi, aquella sesión transcurrió con 27 interrupciones para aplaudir el discurso de Calderón. Algunos republicanos guardaron silencio mientras hablaba el Presidente que los visitaba, pero, al terminar, en la tribuna y en declaraciones a la prensa mostraron su enojo con él, sobre todo por cómo atacó los postulados del “viejo gran partido” en torno a la venta de armas y la migración ilegal.

Los senadores John Cornyn, Jeff Sessions, Orrin Hatch y Tom McClintock, y el representante Lamar Smith, fueron, al igual que Calderón, muy claros: les resultó indignante que un presidente extranjero llegara a su casa a opinar sobre las leyes y los asuntos internos de su país.

Coincidían en que, por muy respetable que fuese la lucha calderonista contra el crimen organizado, estaba fuera de lugar pensar que los ciudadanos estadounidenses debieran siquiera considerar sacrificar algunas de sus libertades sólo para tratar de resolver los problemas de otro país.

También les pareció un insulto la crítica a sus leyes migratorias, encaminadas a preservar el sueño americano y con una inclinación por integrar a los extranjeros dispuestos a ser parte de la identidad y los valores estadounidenses, sobre todo viniendo del gobernante de un país, México, cuyas leyes en la misma materia son, según destacaron los republicanos, brutales, excluyentes e inhumanas.

Para mala suerte del presidente Calderón, y por tanto de México, esos republicanos irritados arrasaron antier en las elecciones intermedias: ahora controlan la Cámara baja, pueden volver inactivo el Senado y ganaron la mayoría de las gubernaturas en juego. Con elecciones presidenciales allá y acá en 2012, adiós, Estados Unidos, nos vemos en el 2013 para los grandes temas.

Saciamorbos

El mismo periódico de Coahuila censuró otra columna de este reportero en febrero de 2009: le borraron los párrafos que hacían referencia a los hermanos Moreira. Lo mismito que antier. Lástima que apenas se detectó.

Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5