×
Rubén Aguilar Valenzuela
Rubén Aguilar Valenzuela
ver +
Rubén Aguilar Valenzuela. Licenciado en Filosofía, Maestro en Sociología y Doctor en Ciencias Sociales. Presidente Ejecutivo de Afan y Asociados, S.C. Es profesor de Ciencias Políticas y de Comunicación en la Universidad Iberoamericana. Fue Coordinador de Comunicación Social y portavoz de la Presidencia de la República (2004 al 2006) y también de la Secretaría Particular del Presidente (2002 al 2004). Ha sido consultor de UNICEF, UNESCO, OEA, PNUD, BID, BM, UE y agencias de cooperación de Holanda, Alemania y Estados Unidos. En México del IMSS, DIF-Nacional, INI, la Secretaría de Desarrollo Social del gobierno de la Ciudad de México y de la Coordinación Presidencial para la Alianza Ciudadana. Fue editor de la revista Cuadernos del Tercer Mundo. Editorialista de El Universal (México), El Financiero (México) y articulista de las revistas Estrategia y Proceso. Actualmente su columna se publica dos veces por semana en El Economista (México) y una veintena de periódicos de los estados. Escribe mensualmente en la revista Etcétera temas de comunicación política. Es autor de quince libros. Los más recientes: La comunicación presidencial en México 1988-2012 en colaboración con Yolanda Meyenberg Leycegui (2015), Los saldos del narco: el fracaso de una guerra, en colaboración con Jorge Castañeda (2012), y La Sociedad Civil en México (2012).

" Comentar Imprimir
27 Marzo 2020 04:07:00
El Presidente, la sociedad y el Covid-19
Escuchar Nota
El Gobierno carece de credibilidad en la información que proporciona sobre el Covid-19. El 53.5% piensa que existen más enfermos de los que reconoce el Gobierno y solo 26.4% dice que el número es correcto (Consulta Mitoksky, 25.03.20)

De acuerdo con una encuesta de Reforma (24.03.20), 42% sí le cree al Presidente cuando habla del Covid-19, pero 41% no le cree. Sobre el tema la población está dividida en partes iguales. El Presidente debería, para el caso, tener niveles de credibilidad superiores a 80 por ciento.

La mayoría, 46%, piensa que el Gobierno no habla con la verdad en el caso del Covid-19, contra 39% que considera sí lo hace. El 46% asegura que el Gobierno ha actuado a tiempo, contra 44% que dice no lo ha hecho.

Para 51% de la población el Gobierno no está tomando las medidas necesarias para hacer frente a la crisis, frente al 41% que dice sí lo está haciendo.

El 81% de la población piensa que el Presidente debe de suspender todos sus eventos públicos y solo 11% que los debe continuar. El Mandatario actúa en contra de lo que estima la gran mayoría de la población.

Y por lo mismo, si el Presidente se infectara, 55.1% de la ciudadanía dice que sería por no atender a las recomendaciones para enfrentar la pandemia y 20.9% por mala suerte como le puede pasar a cualquiera, de acuerdo con Consulta Mitofsky.

El 56% de la ciudadanía considera que el sistema de salud no está preparado para enfrentar la crisis, contra 39% que dice sí lo está, según Reforma.

A un alto porcentaje de la población, 79%, le preocupa que él o su familia puedan contagiarse con el Covid-19, contra 20% que no le preocupa. El 62% no ve posibilidades de contagio y el 29% sí.

El 62% de la población ha modificado su vida cotidiana a raíz de la pandemia. El 71% ha dejado de saludar de beso, 66% ya no saluda de mano, 58% ya no va a restaurantes y bares y 48% ha cancelado su asistencia a eventos.

Para el 46% de la población el mayor impacto de la pandemia a nivel mundial será una crisis económica, para 22% el número de miles de muertos y para 26% ambos casos.

El 91% de la ciudadanía considera que la crisis del Covid-19 va a afectar su economía familiar en la encuesta de Reforma y 52.1% que la afectación será mucha, según Consulta Mitofsky.

La mayoría de la población, 56%, no sigue las conferencias de prensa del Gobierno sobre el tema y 44% sí lo hace. A principios del mes no lo hacía 73 por ciento. Han aumentado las personas que sí les ponen atención.

Estas dos encuestas registran la visión de la ciudadanía al final del mes de marzo. Es altamente probable que en los próximos días se modifique lo que la sociedad piensa. El Gobierno debería estar muy atento a lo que considera la ciudadanía y hacer caso a lo que esta plantea.
Imprimir
COMENTARIOS