×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
10 Enero 2019 03:54:00
El problema de las pensiones
Son dos de las ciudades más importantes de EU. Y sus casos están lejos de ser los peores, pero sí son significativos. Lo bueno es que por estos rumbos del tercer mundo (CDMX, Monterrey, Mahatlán, Saltillo, da igual), ni vemos ni prevemos. Sólo sabemos que se va a “resolver” por decreto y de un día para otro; es lo bueno de vivir en un sistema democrático. O sea, aquí no pasa ni va a pasar; y si pasa, pues pasa y no pasa nada. ¿Entendiste? Ya lo decía Nicole Gelinas en un artículo viejo (ahora las cifras son mucho peores) https://www.manhattan-institute.org/html/cop-out-4198.html.

“Nueva York le paga a sus policías más dinero por jubilación que por patrullar las calles. Por supuesto, igual que en todas partes, los políticos no hacen nada para abordar los costos de pensión en aumento. La semana pasada, el alcalde Bloomberg (ya tienen otro) regañó a los críticos de la Policía. Se quejó de que “los ataques provienen de quienes no desempeñan un papel constructivo para mantener a salvo nuestra ciudad”. Y pude tener algo de razón, pero también existe otra amenaza para el éxito en la lucha contra el crimen de la Policía de Nueva York. Ahora tenemos más policías jubilados que policías activos, y el proyecto de ley multimillonario para sus pensiones y beneficios de salud perjudica nuestra capacidad para contratar nuevos. “En diciembre de 2001, Nueva York tenía 39 mil 297 policías. Hoy, la ciudad tiene 34 mil 510, y para cuando el alcalde deje el cargo en ocho meses, tendremos 34 mil 483, un recorte de casi 5 mil”. Sin embargo, el gasto ha aumentado. Durante el último año de Bloomberg, la ciudad gastará 8.7 mil millones de dólares en el departamento de Policía, casi el doble de la cifra de 2002 y más de tres veces la tasa de inflación.

UNA HIDRA INCONTENIBLE

“¿Como es eso posible? Es sobre todo porque las pensiones y los beneficios de salud cuestan cada vez más. Los contribuyentes de 4 ml 300 millones de dólares gastarán en sueldos y salarios para los oficiales de policía (y un contingente de personal administrativo) este año sólo se ha mantenido al día con la inflación durante los años de Bloomberg. En contraste, el presupuesto de la pensión se ha cuadruplicado: de 1.1 a 4.4 mil millones de dólares. Gastaremos más en beneficios de pensión a policías este año que en salarios.

“Esto se debe en parte a que a partir de 2010 (el último número para el que se revelaron los detalles del fondo de pensiones de la policía secreta), la ciudad apoyaba a 44 mil 634 policías retirados, frente a los 34 mil 245 cuando el alcalde asumió el cargo. El gasto en beneficios también ha afectado a otros servicios de la ciudad. En 2002, la ciudad tenía 7 mil 821 trabajadores de saneamiento uniformados, por ejemplo. El año que viene, tendrá 7 mil 271. Pero el riesgo para el Departamento de Policía es particularmente potente.

“El Departamento de Policía debe encontrar, reclutar, revisar y entrenar oficiales; no sucede de la noche a la mañana. En los gobiernos estatales y locales de todo el país, los gobiernos están presupuestando más dólares pero decidiendo menos, porque los beneficios para los empleados están en piloto automático. Hoy las pensiones representan, en promedio, el 4.6% de los ingresos estatales y locales. Sin embargo, si los gobiernos obtienen sólo un 4% de retorno de sus inversiones en la próxima década, las contribuciones a las pensiones aumentarán en 10 años a 14.5% de los ingresos, convirtiéndose en la tercera porción más grande de muchos presupuestos estatales, después de las escuelas y la atención médica. Ya lo vemos en Nueva York.

“Los 8.2 mil millones de dólares que la ciudad gastará en beneficios de pensión el próximo año es el 16% de nuestro presupuesto. Aumente los costos de salud para los trabajadores públicos y los jubilados, y Nueva York está gastando 17 mil millones de dólares, o el 34% del presupuesto, el doble que tenía cuando Bloomberg asumió el cargo”.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5