×
Voces de la Región
Voces de la Región
ver +
Zócalo se preocupa por tener a sus lectores al tanto de la economía y cómo afecta sus finanzas, por lo que este espacio es una ventana dedicada a economistas locales para expresar sus puntos de vista sobre la economía estatal, nacional e internacional. Asimismo opinan sobre sucesos financieros e indicadores de interés general como la inflación, los precios del petróleo y la paridad peso-dólar, entre otros.

" Comentar Imprimir
17 Agosto 2015 03:00:21
El problema que viene de Asia
No es solamente el aumento de las tasas de interés que la Reserva Federal de los Estados Unidos iniciará presumiblemente en septiembre, ni tampoco es el drama de la deuda griega los problemas que habremos de sortear durante los próximos meses.

La amenaza real que se cierne proviene del continente asiático. Es momento de entender de una vez por todas, que en un mundo globalizado el epicentro de inestabilidades no tiene que venir necesariamente de Estados Unidos o de Europa.

China e Irán serían los protagonistas de los eventuales sucesos que vendrían a sacudir la actividad económica.

En China no podemos perder la vista en dos aspectos. El primero es la desaceleración que la segunda economía del mundo está enfrentando, que ha provocado reducciones en sus tasas de crecimiento y un debilitamiento en su sector exportador.

De continuar con esa tendencia, el potencial peligro para México se materializaría por la vía del comercio exterior: si los chinos en una medida desesperada intensifican la entrada a nuestro país de productos en condiciones de competencia desleal (dumping, subsidios gubernamentales), mientras que por otra parte continúen con su política de devaluar el yuan.

Ambas acciones terminarían por aniquilar a varios sectores industriales nacionales que estarían sin posibilidades de competir bajo estas condiciones.

El segundo punto de preocupación proveniente de China es el potencial estallido de una crisis, que especialistas bastante serios, ven con preocupación.

Durante la gran crisis del 2008, el Gobierno chino apostó por mantener a flote su economía a través del impulso al sector mobiliario y de construcción. Se estima que cuantiosos préstamos salieron de la banca china hacia estos sectores.

Dado que en este país asiático la banca es propiedad del Estado, el cual a su vez ejerce estrictos controles sobre diversas actividades económicas y en la información pública, no se sabe con precisión el tamaño y las condiciones en que se concedieron todos esos créditos.

Varios de ellos destinados para proyectos que no tuvieron un uso productivo y que tarde o temprano acabarán estrangulando a la banca china. Dado el peso de esta economía y su interconexión con el resto del mundo, de darse un estallido en el sector financiero chino las consecuencias sobre la economía mundial serían de pronósticos reservados.

El caso de Irán no es menos preocupante. De acuerdo con un estudio de la empresa de vigilancia marítima Winward, se estima que esta nación, tenga almacenados en buques cerca de 50 millones de barriles de petróleo en el Golfo Pérsico.

De levantarse las sanciones de Occidente hacia Irán, la antigua Persia tendría disponibles una cantidad suficiente de barriles para provocar una avalancha en el mercado petrolero mundial que acabaría por tirar aún más los precios del crudo que están rondando los 40 dólares.

Así como en la Antigüedad los persas y los chinos fueron culturas estratégicas que definieron la evolución en diversos campos, hoy en día sus acciones pueden ser también trascendentes en la historia.

Por: M.C. Guillermo E. Garza De La Fuente
Universidad La Salle Saltillo
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5