×
Voces de la Región
Voces de la Región
ver +
Zócalo se preocupa por tener a sus lectores al tanto de la economía y cómo afecta sus finanzas, por lo que este espacio es una ventana dedicada a economistas locales para expresar sus puntos de vista sobre la economía estatal, nacional e internacional. Asimismo opinan sobre sucesos financieros e indicadores de interés general como la inflación, los precios del petróleo y la paridad peso-dólar, entre otros.

" Comentar Imprimir
09 Abril 2015 03:00:32
El proceso electoral 2015: el reto de los partidos
Por: David Castro Lugo
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)


El domingo 5 de abril inició la etapa de proselitismo político de los candidatos a diputados federales por los siete distritos que conforman el estado de Coahuila. Durante los próximos dos meses los ciudadanos seremos bombardeados, por no decir torturados, por miles de anuncios publicitarios en los diferentes medios de comunicación, donde veremos y escucharemos las promesas más inverosímiles hechas por los candidatos de los diferentes partidos.

Frente a esta contaminación visual, auditiva y ambiental que nos dejan las campañas, y que en muchos de los casos terminan fastidiando a los ciudadanos y alejándolos de las urnas, las elecciones del próximo mes de junio enfrentan un gran reto, no sólo por ser la primera bajo una nueva legislación electoral y que pondrá a prueba al recién creado Instituto Nacional Electoral (INE), sino porque como nunca en la historia reciente de este país, los partidos políticos se encuentran en una crisis de credibilidad frente a los electores, que dicho sea de paso se lo han ganado a pulso con sus acciones y comportamiento, como partidos y como gobiernos; donde se acumula una larga lista de errores y desaciertos, usos y abusos que en nombre del bienestar ciudadano los partidos han cometido, y sean vistos cada vez con mayor desconfianza, porque sólo representan a los intereses de unos cuantos y han mostrado muy poca sensibilidad y solidaridad con las necesidades de sus representados. Partidos ricos y ciudadanos pobres.

Frente a los retos señalados anteriormente, los ciudadanos de a pie nos hacemos algunas preguntas en relación con este tema, que no es menor y que sin duda deberían ser punto de referencia y preocupación para los partidos políticos y candidatos si en realidad quieren cambiar la imagen y percepción que los votantes tienen de ellos: ¿Estas campañas electorales serán distintas? ¿En términos de qué escucharemos propuestas que verdaderamente respondan a las necesidades de los ciudadanos que buscan representar? ¿Con nuevas formas de hacer llegar a los electores sus propuestas sin saturar a los ciudadanos con los spots de radio, televisión y anuncios espectaculares? ¿Mostrando que pueden ser austeros, sin que el costo de la democracia sea tan elevada para los ciudadanos; y donde se puedan llevar a cabo verdaderos debates y confrontación de ideas de los distintos partidos y candidatos?

Si observamos este comportamiento en las campañas que están en marcha, podremos decir que las lecciones del 2015 fueron distintas, que constituyen un parteaguas en la historia política de este país y los partidos podrán empezar a recuperar un poco de la credibilidad perdida, al menos desde la perspectiva de los procesos electorales, si no es así, seguirán mostrando su insensibilidad y perderán una buena oportunidad.

Si el proceso electoral fuera distinto, y en los términos antes señalados, los electores aún tendríamos un cuestionamiento adicional y posiblemente más importante: ¿Cómo garantizar que en esta ocasión los candidatos ganadores honrarán su palabra empeñada con los ciudadanos, legislando en congruencia con las promesas y compromisos de campaña y no a espaldas de los que dicen representar?

Sin duda estos son algunos de los mayores retos que enfrentan los poderes Legislativo y Ejecutivo, al cual deben hacer frente, pues de lo contrario corren el riesgo de perder legitimidad y ocasionar que las demandas e inconformidades de los ciudadanos sean canalizadas por vías alternativas que se alejan de los regímenes democráticos, como puede ser el caso Guerrero y algunos otros estados. A partir de lo anterior sólo nos queda preguntar: ¿Están dispuestos los partidos a asumir el reto y la responsabilidad que el proceso electoral en marcha demanda?

Profesor de la Facultad de Economía de la UAdeC.
Imprimir
COMENTARIOS



0 0 1 2 3 4 5