×
Brozo el Payaso Tenebroso
Brozo el Payaso Tenebroso
ver +
Si tienen metro, arrieros somos.... Cualquier cosa relacionada con la columna. Ahi me encuentran regocijado en la "güev": [email protected]

" Comentar Imprimir
17 Diciembre 2013 05:08:53
¡El que nace tepalcate ni a comal tiznado llega!
¡Chamacos machacados, jijos de mi última apachurrada! Aunque es época de buenas nuevas, paz, cordialidad, y amor. La neta es que las noticias no están en esa onda. Nos acaban de avisar que México es el primer lugar mundial en secuestros en tocho el perro mundo y la gran mayoría de los mismos son para sacar lana. Aunque les parezca una cosa de Perogrullo, les aclaro el motivo por qué en África y Asia, el plagio más bien tiene motivos políticos y étnicos. Y como la gandallez es por billullo pos dicen que son los cárteles los que más le atoran al bisne. Todo lo que les estoy platicando lo informó la organización consultora en seguridad “Control Risks”. En la lista de los cinco países con más plagios, junto al líder mundial México, también están India, Nigeria, Pakistán y Venezuela.

A mí me gustaría aplicarles a tochos los secuestradores la filosófica frase de la senadora Layda Sansores, frase que debería estar inscrita con letras de oro en el Congreso de la Unión, que aplicada en este caso diría “¡Vayan y secuestren a la puta madre que los parió!”. Pero no se agüiten con la noticia, tambor hay buenas nuevas, como que el Senado de República aprobó la Ley Anticorrupción, en donde se tiene pensado crear la Fiscalía Nacional Anticorrupción, en lugar de la Secretaría de la Función Pública. El nuevo órgano “se encargará de la prevención, investigación y sanción de los actos corruptos que cometan los servidores públicos de la Federación y cualquier otra persona física o moral involucrada en esos delitos. Será un organismo público autónomo con personalidad jurídica y patrimonio propio.

Y siguiéndonos con los males que azotan a esta sufrida nación, me llegó una historia de la vida real que casi me hizo llorar, por lo conmovedora, humana y ejemplar conducta de un servidor público.

Resulta que “una señora, con su hijito de 10 años, está comiendo en un restaurante. El chamaco jugueteando se mete una moneda en la boca y se atraganta. La madre intenta hacerle escupir la moneda golpeándole la espalda, dándole palmadas en el cuello, sacudiéndolo, sin éxito. El chico ya comienza a dar muestras de asfixia y la madre, angustiada, comienza a gritar pidiendo auxilio.

Ante los gritos desesperados y desgarradores, un señor se levanta de una mesa cercana, y con pasmosa tranquilidad, sin decir palabra alguna, le baja los pantalones a la criatura, toma sus pequeños testículos, los aprieta con fuerza, y tira hacia abajo violentamente. Automáticamente, el niño –ante el dolor irresistible– escupe la moneda, y el señor, con la misma pasmosa tranquilidad con la que se acercó, regresa a su mesa sin decir palabra.

Al rato, la señora, ya tranquilizada, se acerca para agradecerle que haya salvado la vida a su hijo, y le pregunta: “¿Usted es médico?”... “No señora –responde el individuo– soy auditor de la Secretaría de Hacienda, por lo que soy experto en apretarle los huevos a la gente y sacarles hasta la última moneda”.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5