×
Brozo el Payaso Tenebroso
Brozo el Payaso Tenebroso
ver +
Si tienen metro, arrieros somos.... Cualquier cosa relacionada con la columna. Ahi me encuentran regocijado en la "güev": [email protected]

" Comentar Imprimir
15 Abril 2014 03:00:55
¡El que no llora, no mama!
¡Chamacos inertes, jijos de mis malas mañas! Me cai que, a pesar de todo, en este país hay mucha gente que ya no se chupa el dedo y le piensa a lo que nos quieren hacer pasar como la neta celestial. Es el caso de Cecy Duarte, que me mandó un emilio para aclarar algunos puntos que andan volando en el aire, íren:

“Me gustaría leer o escuchar tus comentarios sobre el tema de los maestros aviadores. No acerca de las cifras “frías” proporcionadas por el INEGI, porque eso todos los comentaristas ya lo hicieron, sino analizando el hecho de quién ha permitido que este hecho se esté dando, porque se ha satanizado a los maestros como sí todos fuéramos culpables de esta corrupción, pero nadie ha mencionado que esta situación sólo tiene un culpable que lo ha permitido, (te equivocas si piensas que son los sindicatos magisteriales) y es la SEP. La única institución que ha otorgado plazas fantasmas en escuelas reales y virtuales es la SEP, y yo me pregunto si a los maestros incumplidos y que no aprueben la evaluación se les va a sancionar entonces ¿qué se les va a hacer a las autoridades educativas que prostituyeron la profesión docente y que son los culpables de la mala calidad de la educación? Si los hago responsables de los problemas educativos que nos enfrentamos, es porque esos funcionarios han otorgado plazas de maestros a esposas, novias, parientes y conocidos no sólo de ellos, sino de muuuuchos políticos, algunos de los cuales son aviadores y afectan sólo al erario, pero otros sí están frente a grupo y estos sí afectan a la educación mexicana porque su perfil profesional es ajeno a la profesión docente y están trabajando y formando (más bien deformando) las generaciones que serán el futuro de nuestro país. En fin, ojalá puedas complacerme porque quiero que me cuentes un cuento y tengo tele y ahí te veo. Órale”.

Clarín de órdenes que tochos sabemos de dónde viene la bronca, o gran parte de ella, porque quiérase o no, el, o los sindicatos, tambor han tenido vela en el entierro. Nomás hay que acordarse de que desde los tiempos de Carlos Jonguitud Barrios había grupos de choque, vulgares golpeadores, que cobraban como mairos, mismos grupos que después se les ligaba con la sucesora en el poder, Elba Esther Gordillo. Y tambor se sabe que desde el más mínimo puesto, de inspector o director de una Primaria, hay gandallas que meten a quien pueden de sus familiares, estén capacitados o no.

Pero vale la pena decir que eso de los aviadores no es exclusivo de la SEP y los mairos, sino que en cada secretaría de estado, en cada organismo público descentralizado, en cada uno de los tres poderes de la Unión, en cada gubernatura estatal y pa’ acabar pronto, hasta en cada municipio de este país, existen miembros de la fuerza aérea nacional. Hay que ver cuándo hacen un censo de eso. Y antes de que ya no me quede papel en blanco, les voy a echar el choro de que parece que ahora sí van a darle a los gandayas donde más les duele, en la cartera. Luis Videgaray, el secre de Hacienda dijo allá en Washington, que se van a sacar a balcón la lista negra y se van a ir sobre las ganancias de los cárteles: “Por primera vez tenemos la capacidad de emitir una lista, y que esta lista le impida a cualquier institución de carácter financiero hacer transacciones con estas personas o con estos individuos... cualquier persona o empresa que aparezca en la lista de OFAC o que aparezca en la lista de Naciones Unidas, estará impedida para realizar operaciones con bancos, casas de bolsa o cualquier otra institución del sistema financiero regulado por la Secretaría de Hacienda”.

A wilson que del dicho al hecho, hay un friego de trecho, porque ya muchas veces hemos oído que ora’ sí le van a meter mano a la lana y se van a apergollar a los del sistema financiero que ayuden a los malosos, y no hemos visto ni un triste gerente tras las rejas.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5