×
Brozo el Payaso Tenebroso
Brozo el Payaso Tenebroso
ver +
Si tienen metro, arrieros somos.... Cualquier cosa relacionada con la columna. Ahi me encuentran regocijado en la "güev": [email protected]

" Comentar Imprimir
26 Diciembre 2013 05:08:22
El que se casa se atrasa
¡Chamacos mandilones, jijos de la última vez que trabajé en su casa! Ahora que estamos tan cerca de estrenar un año quiero hablarles de algo muy penoso de lo que en México nunca se habla o se habla muy poco: el asunto de las viejas que cada vez se ponen más soberbias y quieren humillar a los machines poniéndolos a barrer, a trapear y demás quehaceres que les corresponden por derecho a ellas.

Hace ya unos años, en 2009, el INEGI hizo la última Encuesta Nacional sobre Uso del Tiempo y en uno de los apartados balconeaban que las mujeres le entraban a la chamba hogareña 42.3 horas en promedio y que los machines le atoraban a lo mismo 15.2 de horas. De esos números trae muchos, y muy bien desglosados y si quieren echarles un oclayo búsquenle en la página del INEGI.

Clarín que con ese motivo hay el resto de brujeres que se quejan de desigualdad en la chamba y se le van a la yugular a los carnales. Pero ideologías, idiosincrasias y profesiones de fe aparte, existe la bendita ciencia que todo lo explica y nomás pa’ que se den color de cómo puso las cosas la naturaleza, en el Centro de Estudios Avanzados en Ciencias Sociales de Madrid, hicieron un estudio que ya fue publicado por la American Sociological Association en el que básicamente demuestran que los hombres casados que se pasan más tiempo haciéndole a las talachas domésticas como cocinar, limpiar o hacer el mandado, tienen menos relaciones sexuales que los que no hacen tanto esas chambas.

Sabino Kornrich, autor del estudio lo advirtió a las de acá: “Nuestros hallazgos sugieren la importancia de los roles de género socializados en la frecuencia sexual dentro del matrimonio heterosexual. Las parejas en las que los hombres participan más en tareas domésticas tradicionalmente realizadas por las mujeres reportan tener relaciones sexuales con menos frecuencia. Del mismo modo, las parejas en las que los hombres participan más en las tareas tradicionalmente masculinas, como trabajar en el jardín, pagar las cuentas o reparar el automóvil, reportan una mayor frecuencia sexual”.

El estudio, que lleva por nombre “Igualitarismo, quehaceres domésticos, y frecuencia sexual en el matrimonio”, se basa en datos que sacaron de la “Encuesta Nacional de Familias y Hogares” de Gabacholandia. Esa encuesta dice que: “Los hombres reportaron haber tenido sexo una media de 5,2 veces en el mes anterior a la encuesta, mientras que las mujeres reportaron 5,6 veces de promedio. Sin embargo, tanto los hombres como las mujeres pertenecientes a parejas con una división de tareas domésticas en la línea más tradicional de géneros, informaron haber mantenido más sexo que los que tenían una división más igualitaria”.

Y no sólo eso los investigadores tambor descubrieron que “... la felicidad, la religión, la ideología de género y otra serie de variables, no afectan a la relación entre la división más tradicional de las tareas y la actividad sexual más frecuente”.

Pero, no echen las campanas al vuelo porque el mismo Kornrich dice que el estudio no les va a servir de justificación a los esposos para no cocinar, limpiar, ir de compras o entrarle a cualquier tarea doméstica tradicionalmente femenina, que: “Los hombres que se niegan a ayudar en casa podrían aumentar los conflictos en su matrimonio y provocar una menor satisfacción marital de sus esposas. Investigaciones anteriores han demostrado que la satisfacción marital de las mujeres está vinculada a la participación de los hombres en las tareas del hogar en general, que abarca trabajos tradicionalmente realizados por hombres y por mujeres”.

Así que con esto queda confirmada científicamente mi tesis de que sale más barato un día de “Amor de cabaret que no es sincero, amor de cabaret que se paga con dinero” que toda una vida de yugo matrimonial. Para el 2014 que ya está a la vista consideren 2 opciones; A).- Comprométanse a participar más en la casa ayudándole a su chancluda o B).- Mejor de plano divórciensen ¡Óoooorale!

Si tienen Metro, arrieros somos.

Cualquiera cosa relacionada con la columna, ahí me encuentran regocijado en la “güev”:
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5