×
Rafael Puente
Rafael Puente
ver +
Ex guardameta de Atlante y América en la década de los 70. Luego de retirarse del balompié activo, Rafael Puente se convirtió en entrenador de varios equipos en la primera división mexicana, compartiendo incluso en una temporada el banquillo con Ricardo La Volpe y después inició una exitosa carrera como analista. Ha participado en las Copas del Mundo México 1986, Italia 1990, USA 1994, Francia 1998, Corea – Japón 2002 y Alemania 2006 y Juegos Olímpicos Atenas 2004.

" Comentar Imprimir
15 Diciembre 2008 04:30:39
El reflejo del torneo
La final fue el colofón de un torneo mediocre. Se antojaba una serie muy pareja y cualquiera diría que así fue por el resultado, pero se dieron situaciones totalmente diferentes.

En el primer partido, ganó la apatía de Cruz Azul por encima de cualquier otra cosa y eso hizo ver a un Toluca avasallador, que se veía poco menos que invencible, pero también había que darle la justa medida a su victoria. Muy merecida, su ventaja pudo haber sido mayor, pero sin tener gran oposición.

En el partido de regreso, que para muchos era de trámite, viene una importante reacción de Cruz Azul, que gana en lo anímico y el parado del equipo es distinto, con mayor agresividad, tratando de ganar profundidad, y en la segunda parte se vuelve un duelo interesante, con un dominio de Cruz Azul respaldado en carácter, acompañado —desde la primera parte— con una serie de fallas arbitrales que incidieron en el resultado, pero que no tuvieron la tendencia directa de favorecer a algún equipo. Errores que también fueron reflejo del trabajo arbitral a lo largo de la temporada.

Al final, merecidamente gana Toluca, que se quedó con un hombre más porque Villaluz salió conmocionado. Hasta ese momento, él había sido el jugador del partido, le había hecho mucho daño al rival.

Contrario a la solidez defensiva que mostró en el torneo, Toluca se vio bastante vulnerable, les ganaron las espaldas con mucha frecuencia, pero no le alcanzó a Cruz Azul porque el desgaste físico ya era mucho. En los tiempos extras, y con un hombre menos, se vio que apostaba a llegar a la instancia de los penaltis, donde si somos un poco estrictos, el que detiene Cristante se tenía que haber repetido porque se movió mucho, pero sabemos que regularmente eso no se cumple de acuerdo con el reglamento.

A Cruz Azul le quedará la satisfacción de haber regresado y haberle dado a sus seguidores algo distinto, porque había sido francamente desastroso en el estadio Azul, pero la final fue un reflejo del torneo en general, porque termina siendo campeón un equipo que ni siquiera pudo mantener la ventaja que obtuvo en el primer partido.

Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5