×
Luis Carlos Plata
Luis Carlos Plata
ver +
Luis Carlos Plata (Saltillo, 1984) es abogado (UAdeC), maestro (UPF, Barcelona) y candidato a doctor (URV, Tarragona), pero practica el periodismo desde hace 17 años, y su trabajo de investigación le ha merecido premios estatales e internacionales. Ha sido articulista de catorcenarios, revistas y periódicos del norte del país desde 2002, además de fungir como director editorial de medios de comunicación en Veracruz.

" Comentar Imprimir
16 Abril 2019 04:06:00
El regreso del ‘proveedor pozole’ a Coahuila; 10.4 millones en ‘bolos’
Un proveedor de Humberto, al que pagó adeudos Rubén, y ahora contrata de nuevo Miguel. Es Restaurantes Industriales Pozolcali, S.A. de C.V., y acaba de agenciarse 10 millones 407 mil 500 pesos del Gobierno de Coahuila por bolsitas con dulces diversos, popularmente conocidas como “bolos”.

El gasto, para dimensionar, representa el 5% del préstamo por 200 millones de pesos que acaba de contratar la Secretaría de Finanzas el pasado 7 de febrero con HSBC debido a “insuficiencia de liquidez de carácter temporal”.

Pero la administración estatal y los “bolos” mantienen una continua relación que ninguna “insuficiencia” separa.

Dos días antes de concluir el sexenio encabezado por Rubén Moreira, por ejemplo, éste comprometió una cantidad prácticamente similar del presupuesto: 10 millones 591 mil pesos, para “bolos”.

Un año atrás, en 2016, Riviera Álamo, S.A. de C.V., sociedad vinculada con la exfuncionaria María Esther Monsiváis, le facturó 700 mil presuntos “bolos” por 7 millones de pesos.

Y como documentó Grupo Reforma en su día una vez descubierta la trama de las empresas fantasma, la entonces Secretaría de Desarrollo Social repartió formatos a beneficiarios de programas para que firmaran de conformidad haber recibido los supuestos ‘apoyos’ adquiridos en 2013, 2014 y 2015, y con ello justificar el saqueo.

En el asunto que actualmente nos ocupa, se trata de 905 mil piezas que serían repartidas a partir del 12 de abril en los 38 municipios a propósito del Día del Niño, adquiridas en promedio a 11 pesos cada una como consta en el expediente CE-905002984-E5-2019. El 2 de abril se falló y el día 9 se adjudicó el negocio.

Sin embargo se adquieran directamente como en el pasado, o a través de licitación pública como en el presente, la utilización de recursos 100% estatales en la transacción dificulta la rendición de cuentas.

Y no se trata de cualquier vendedor. Como se mencionó al principio, en 2016 el Gobierno de Coahuila fue obligado judicialmente a transparentar la lista de proveedores a los que pagó adeudos correspondientes al sexenio 2005-2011, misma que había permanecido 14 meses oculta sin una fundamentación clara como consta en los “expedientes clasificados como reservados” de Finanzas.

El suceso representó uno de los puntos de unión más obvios entre ambas administraciones Moreira. Dicho de otra forma: Rubén solicitó un crédito por 2 mil 500 millones de pesos (que le autorizó el Congreso el 7 de octubre de 2014) y lo utilizó para saldar algunas deudas de Humberto pese a que el financiamiento debió ser destinado a “inversión pública productiva” de acuerdo con el Artículo Cuarto del Decreto 596, publicado el 10 de octubre de 2014 en el Periódico Oficial.

En el documento de seis páginas denominado “Esquema de regularización con proveedores”, sin mayores detalles figuraron 239 personas físicas y morales y, entre otras cosas, consta una cuenta pendiente por 7 millones 566 mil 927 pesos con la razón social Restaurantes Industriales Pozolcali S.A. de C.V., sin especificar la causa.

Ojo: no hablamos del famoso establecimiento “Pozollcalli” (con dobles eles) que cuenta con 34 franquicias especialistas en pozole a lo largo del país (ninguna en Coahuila, por cierto).

Cortita y al pie

Después del incidente relatado, Restaurantes Industriales Pozolcali S.A. de C.V. vuelve a la escena pública como único participante de una convocatoria por “bolos”, a pesar de que su objeto social es la “elaboración de alimentos y servicio a comedores industriales”, como consta en su acta constitutiva que data del 31 de agosto de 2006.

La última y nos vamos

Por lo demás, primero despensas (con un sobreprecio de 50 millones, como aquí se consignó), luego “bolos”. El objetivo, a fin de cuentas, es lo que el filósofo francés Frédéric Gros llama “lograr la obediencia por el estómago”: el coahuilense, en este caso, sólo conoce “la gratitud del vientre”.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5