×
Gerardo Hernández
Gerardo Hernández
ver +

" Comentar Imprimir
11 Febrero 2020 04:05:00
El reparto del voto
Escuchar Nota
La Laguna marcó distancia con la capital del estado y con el PRI en las elecciones para gobernador y diputados locales de 2017, y en las municipales de 2018. De los seis distritos laguneros, Acción Nacional obtuvo cuatro; el PRI, uno; y Unidad Democrática de Coahuila, uno, cuyo representante es ahora independiente.

El PAN ostenta las alcaldías de Torreón y San Pedro; Morena, las de Francisco I. Madero y Matamoros donde por primera vez hay alternancia. El PRI gobierna Viesca, el municipio menos poblado. Sin embargo, la correlación de fuerzas podría modificarse en los procesos de este año y el próximo para elegir diputados y ayuntamientos.

En 2018, la mayoría de los laguneros votó por Andrés Manuel López Obrador, y en cascada por los candidatos de Morena a senadores y a diputados por los distritos dos y seis, a los cuales se sumó más tarde uno de Acción Nacional, ya electo.

La ciudadanía ha castigado al PRI por la megadeuda y otros desmanes del moreirato, así como por la falta de obra en La Laguna, cuyo rezago atribuye, entre otros factores, a la preferencia por la capital del estado.

Guiados por su sexto sentido, en 2005 los torreonenses votaron contra Humberto Moreira y apoyaron a Jorge Zermeño (PAN) para gobernador. Torreón fue el único municipio donde el candidato del PRI perdió. Moreira le cobró a la ciudad muy caro el agravio. El castigo continuó en el sexenio de su hermano Rubén. Al PRI le hace falta oxigenarse.

Sus cuadros, con fuerte tufo moreirista, son los mismos; algunos cambian de puesto en la Administración y la mayoría repite como candidato a pesar de haber perdido elecciones previas. Ciertos perfiles no se distinguen precisamente por sus virtudes ni por su compromiso social. La clase política tradicional fue reemplazada, en algunos casos, por advenedizos.

Al PAN lo extenuó la elección de 2017, cuando estuvo a punto de ganar la gubernatura, pero aun así es la segunda fuerza electoral en el estado. Monopolizar la toma de decisiones en el grupo de Guillermo Anaya provocó división y deserciones.

El exalcalde de Torreón José Ángel Pérez, quien plantó cara a Humberto Moreira en el cenit de su Gobierno, es ahora diputado federal por el Distrito 6, bajo las siglas del Partido Encuentro Social. Venció a su excorreligionaria Gabriela Casale y a Miguel Felipe Mery (PRI).

Luis Fernando Salazar renunció al PAN después de ganar la diputación por el Distrito 5 a Olivia Martínez (PRI) y a María del Rosario Pérez (Morena). Hoy forma parte de la bancada de Morena y es uno de los pretendientes a la Alcaldía de Torreón.

Empero, el desempeño de Jorge Zermeño –quien ocupa el cargo por tercera ocasión– y la aprobación ciudadana a su gestión pueden permitirle a su partido conservar la presidencia otro periodo. El aspirante más visible del PAN es el diputado Marcelo Torres.

Pero si en 2018 López Obrador contribuyó al triunfo de los candidatos de Morena, en las próximas elecciones podría lastrarlos por la falta de resultados de su Gobierno en temas de seguridad, crecimiento económico y combate a la impunidad, así como de estructura partidista.

Desde esa perspectiva, el movimiento por el Estado de La Laguna, impulsado por el diputado Porfirio Muñoz Ledo, podría orientar el voto regional hacia Morena. La iniciativa entusiasma a una sociedad cada menos identificada con Saltillo y los partidos tradicionales.
Imprimir
COMENTARIOS