×
Gerardo Aguado
Gerardo Aguado
ver +
Gerardo Abraham Aguado Gómez es miembro de Acción Nacional desde 2008. Actualmente es Diputado local en la LXI Legislatura del Congreso del Estado de Coahuila. @GerardoAguado

" Comentar Imprimir
27 Julio 2019 04:00:00
El retroceso
Hay dos grandes temas de los que se ha hablado en el transcurso de la semana y que preocupan por lo que pueden significar en un futuro inmediato, es por ello que nuevamente abusaré de este espacio que Zócalo muy amablemente me brinda para abordar no uno, sino dos temas: el caso del Congreso de Baja California y el Coneval.

Al conjunto de estas dos minicolumnas las titulé El retroceso, y es que no es para menos pensar que estos dos ejemplos representan las intenciones totalitarias y dictatoriales de la 4T lopezobradorista, sumergiendo al país en un retroceso constitucional y en materia de políticas públicas. Comencemos.


I. Atropellando la democracia

Durante una sesión extraordinaria realizada a puerta cerrada, el congreso (con minúscula) de Baja California validó la reforma que pretende ampliar de 2 a 5 años el mandato del gobernador electo del Estado, Jaime Bonilla, emanado de las filas de Morena, ya que fue votado por los baja californianos para un periodo de solo dos años, con la finalidad de empatar la elección de gobernador siguiente con el proceso intermedio federal.

Es decir, se convocó al Estado a votar por un funcionario que en teoría duraría en el cargo dos años, pero a las diputadas y diputados en un acto sin precedentes –como sacado de la película La Ley de Herodes– se les hizo buena idea (o alguien les ordenó) concluir que: “la gente votó dos años por Bonilla, pero es muy poco tiempo” “¿Y si mejor violentamos la Constitución, pisoteamos la democracia y nosotros decidimos que no sean dos, sino cinco años?” “¡Qué gran idea, claro! Convoca a sesión y listo”.

El precedente que deja este procedimiento es preocupante y más aún el silencio que ha guardado el Presidente de la República al respecto, que solamente se ha limitado a decir de forma mezquina que se “deslinda de la decisión del congreso estatal” o “también votaron a favor panistas”, como si hoy alguien estuviera reprochando el color de las bancadas.

Esto va más allá, sean del partido que sean, lo ocurrido en aquel congreso es completamente anticonstitucional; ya que los partidos políticos se encargarán de sancionar –que deberá hacerse si o si– a los diputados que se prestaron a esta vergonzosa decisión, de hecho Acción Nacional se pronunció al respecto y anunció que los expulsará, –ojo, no por votar a favor de algo que contradice los principios del partido, sino por haber votado por algo que atropella la decisión del pueblo bajacaliforniano–.

Urge restablecer el orden democrático en aquella entidad que hoy se ve amenazada por los intereses de las y los diputados, y por supuesto del gobernador electo, Jaime Bonilla, que se ha obsesionado por permanecer más tiempo en el poder.

Por supuesto, llama la atención que el presidente López Obrador hace como que no ve e incluso puedo mal pensar que es él quien esté promoviendo esta ampliación de mandato como un ensayo que pudiera impulsar en otras entidades y hasta a nivel federal.

Lo que procede ahora es que se publique el decreto de esta reforma en el Periódico Oficial del Estado de Baja California, para que la modificación adquiera vigencia y una vez concluido el procedimiento parlamentario, entonces sí presentar las controversias constitucionales correspondientes para que la Suprema Corte declare inconstitucional la reforma. De no ser así, se estaría dejando un terrible precedente en nuestro país que pudiera abrir la puerta de una era dictatorial.



II. Plan siniestro

El Coneval es el Consejo encargado de evaluar las políticas públicas en materia de desarrollo social. Se encarga de medir la pobreza en nuestro país, a través de metodologías serias y profesionales, generando de esta manera certidumbre acerca de las políticas públicas en la materia a implementar por los gobiernos y además ayuda a medir la eficacia de estas políticas.

Para un Gobierno interesado en mandar tiros de precisión que promuevan el desarrollo integral y responsable de las familias para que salgan del estatus de pobreza, el Coneval es un gran aliado; pero para un Gobierno que lo que por objetivo tiene es regalar dinero a diestra y siniestra para convertirse en el Estado benefactor y a su vez fortalecerse electoralmente, Coneval le estorba.

Su hoy exsecretario ejecutivo, Gonzalo Hernández Licona, ya se había quejado de que no podía mantener la calidad de sus investigaciones porque simplemente el Gobierno de López Obrador incautó los recursos para trabajar.

El pretexto de Obrador es que este organismo es un aparato oneroso, sin beneficio y que incluso no descarta la posibilidad de que desaparezca y que sea el Inegi quien absorba las tareas de medición en estos rubros antes mencionados.

El Presidente, además “grillo” como es, mencionó que de desaparecer el Coneval –y va a desaparecer no nos hagamos tontos– el ahorro se podría traducir en “recursos para regalar”, no, perdón, “para

combatir la pobreza”.

Quien quiera ver al Coneval como una “carga” para el Gobierno se equivoca. Esta institución va más allá de un simple instrumento de medición de la pobreza. Esta institución evalúa el diseño, la operación y el impacto de las políticas sociales. Su independencia técnica y de gestión es fundamental para el desarrollo integral de las familias.

Dicen que en política “la forma es fondo” y las formas del presidente López Obrador lo que dejan entrever es un plan siniestro para que a río revuelto el combate a la pobreza deje de ser una acción estudiada, medida y mejorada, para que se convierta en un ejercicio desordenado, discrecional, más “electorero” aun sin lupas.

No quiero alarmar, pero mi estimado lector estamos en un país en franco retroceso.


Gerardo Abraham Aguado Gómez es miembro de Acción Nacional desde 2008, fue Asesor en el Senado de la República LXIII Legislatura. Actualmente es diputado local en la LXI Legislatura del Congreso del Estado de Coahuila.
Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65