×
Inés Sáinz
Inés Sáinz
ver +

" Comentar Imprimir
06 Marzo 2010 05:06:33
El Tri y la fortaleza de su diversidad
Ante un estadio abarrotado por paisanos sedientos de elementos nacionales que los hagan sentir más cerca de México, en Pasadena, California, la Selección nos ha dejado un gran sabor de boca; si bien es cierto que su rival en turno no era precisamente de lo más complicado, al menos sí era un rival con mucha más presencia, ritmo y personalidad que Bolivia

Sin perder la realidad de donde estamos parados, creo que se puede hacer un buen mundial, si se muestra la actitud del cotejo pasado

Ante un estadio abarrotado por paisanos sedientos de elementos nacionales que los hagan sentir más cerca de México, en Pasadena, California, la Selección nos ha dejado un gran sabor de boca; si bien es cierto que su rival en turno no era precisamente de lo más complicado, al menos sí era un rival con mucha más presencia, ritmo y personalidad que Bolivia. Nueva Zelanda intentó mantener cerradas sus líneas y lo consiguió por momentos, pero lo que hoy nos llena de ilusiones es ver que México está conjuntando un equipo con estilo, con hambre de triunfo y por qué no decirlo: de mucho talento. Aún recuerdo la era de Sven-Göran Eriksson, cuando realmente no se jugaba a nada, aún contando con hombres de talento. Hoy eso ha quedado atrás; hoy, el puesto de seleccionado se gana, no se hereda por glorias del pasado o por imposiciones jerárquicas, y es precisamente ese factor lo que tiene a todos los candidatos a ocupar un lugar en el Tricolor de Sudáfrica luchando a nivel personal por mostrar sus mejores aptitudes y condiciones, pero a la vez, siendo conscientes de que sólo lograrán el favoritismo de Javier Aguirre, si aunado a lo anterior logran demostrarle que saben jugar en equipo.

La elegancia y personalidad que mostraban los de Aguirre enfundados en un precioso uniforme negro, hace tiempo que no se veía en la Selección, todas las piezas del rompecabezas parecen empezar a encontrar su lugar: así desde la defensa sólida y con salida, pasando por una media confiable y creativa y culminando con una ofensiva valiente y con cada vez más tino; creo que el miércoles pasado vimos un equipo muy cercano a lo que será nuestra realidad en la justa mundialista que inicia el 11 de junio.

Tal vez, sí pretendo a través de estas líneas contagiarlos de mi optimismo, pero es que, de verdad pienso que de seguir por ese camino, con esa actitud y sin perder la realidad de donde estamos parados, estaremos construyendo un camino sólido para ser claros contendientes a ocupar uno de los dos primeros puestos de nuestro grupo dentro del Mundial.

Ya empezamos a escalar peldaños en el ránking de FIFA, ahora ocupamos el puesto 15, mientras que Francia es el 7, Uruguay el 19 y Sudáfrica el 81, esto sin contar el resultado del cotejo en Pasadena y faltarán un par de partidos más para el nuevo recuento que seguramente nos volverá a favorecer. Hoy creo que nuestra diversidad nos fortalece, el equipo está integrado por jugadores versátiles, adaptables y los marcados perfiles tan diferentes de cada uno permitirán a Javier mover sus fichas para encarar de la mejor manera el rival en turno.

Se vale soñar, y qué mejor momento para hacerlo que este, que el futbol nos distraiga un poco y nos una como nación, como ya antes lo ha conseguido.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5