×
Alejandro Irigoyen Ponce
Alejandro Irigoyen Ponce
ver +

" Comentar Imprimir
20 Mayo 2020 04:09:00
El virus, ese despiadado ladrón
Escuchar Nota
El Covid-19, en solo dos meses, nos ha robado mucho.

Para empezar, la vida de más de 5 mil mexicanos, 60 de ellos coahuilenses.

La salud de otros 50 mil ciudadanos que, en muchos casos, sufrieron una verdadera agonía.

Decenas de miles de empleos formales. Sólo en Coahuila perdieron su fuente de trabajo más de 22 mil personas, 11 mil de ellas en la Región Sureste.

Y muchos más, muchísimos más en el sector informal de la economía que perdieron toda posibilidad de ingreso.

Este maldito virus nos robó también el ciclo escolar y prácticamente todos los parámetros de convivencia social a los que estábamos acostumbrados, pero además, incorporó a nuestras vidas elementos que las convierten en más penosas: miedo, ansiedad, incertidumbre y un larguísimo etcétera.

Con esto de la “nueva normalidad” empezamos a dar tumbos en un esfuerzo por acostumbrarnos a la idea de que ya nada será igual, y que invariablemente, todos los días, en todos lados, deberemos aplicar eso de la sana distancia y usar el equipo básico de autoprotección.

¿Cuánto más?… bueno, pues un par de datos nos ayudarán a comprender que esto va para largo.

A nivel federal se estima que el pico de la pandemia llegará alrededor del 4 de agosto, sí, unos tres meses para que el país sea un hervidero de contagios.

Y el Gobernador anuncia que se suspenden todos los eventos masivos, incluyendo las fiestas patrias, en lo que resta del año.

Así que el virus nos ha robado mucho, tanto, que hasta un poco también de esperanza.
Imprimir
COMENTARIOS