×
Alejandro Irigoyen Ponce
Alejandro Irigoyen Ponce
ver +

" Comentar Imprimir
04 Abril 2019 04:06:00
Electoreros
Primero, dos viejas máximas de la política a la mexicana: las casualidades no existen y la forma es fondo.

Si todo salió como lo tenía planeado, ayer el Gobierno del Estado habría formalizado un contrato con la empresa Grupo Industrial Vida, de Zapopan, Jalisco, por 470 millones de pesos para comprar poco más de un millón 300 mil despensas, más de 650 mil paquetes con artículos de limpieza y otras cosillas que se distribuirán entre los beneficiarios de los programas asistenciales estatales, que curiosamente coinciden con el padrón que tiene el PRI, casi 340 mil coahuilenses.

Y por cierto, como bien documentó el periodista Luis Carlos Plata, Coahuila paga más por lo mismo, digamos 50 millones de pesos de más. En fin.

Y por otro lado tenemos que el representante de la Cuarta Transformación en Coahuila, Reyes Flores Hurtado, empezó formalmente a distribuir las tarjetas para que los beneficiarios del programa de adultos mayores reciban su dinerito.

El detalle es que el superdelegado subió a sus redes un video donde hace entrega del apoyo a don Salvador Arreola, en la colonia Morelos, aquí en Saltillo, y el aludido porta una camiseta de la pasada campaña priista, con Riquelme en el pecho. Sí, la forma es fondo y no hay casualidades.

Tan simple como que las dos grandes fuerzas antagónicas, el viejo y el nuevo PRI, empiezan a cavar sus trincheras para asegurar la base electoral.

El pretexto, como ha sido siempre, es la distribución de los apoyos sociales entre los más necesitados. Preparémonos pues al espectáculo de la guerra, o más bien, rebatinga política, en la que ambos bandos saben qué se juegan y que en esto, como siempre, saldrá vencedor el que le invierta más dinero.

De arranque pareciera que el viejo PRI, ahora conocido como Morena, tiene ventaja con los dineros federales, pero también sabemos que el nuevo PRI tiene hoy la estructura y que dará la batalla para que no se la arrebaten.

Sí, vienen meses de despensas, botes de pintura, láminas, artículos de limpieza, semillas y media docena más de “apoyos”, y por todos lados, que serán cada vez más visibles conforme se aproximen las elecciones del próximo año, cuando se renovará el Congreso local…. A ver quién gana…
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5