×
Ricardo Raphael
Ricardo Raphael
ver +
Licenciado en Derecho por la UNAM. Maestro en Ciencias Políticas por el Instituto de Estudios Políticos de París, Francia. Maestría en Administración Pública por la Escuela Nacional de Administración (ENA) de la República Francesa. Estudios Doctorales en Economía Política y Políticas Comparadas por la Escuela para Graduados de Claremont, California, EU. Secretario General de Democracia Social, Partido Político Nacional. Representante ante el Consejo General del IFE del partido México Posible. Coordinador de la Comisión Ciudadana de Estudios para Eliminar y Prevenir la Discriminación.

" Comentar Imprimir
29 Abril 2019 03:39:00
Elogio a María de los Ángeles Moreno
María de los Ángeles Moreno falleció durante el fin de semana. En estos tiempos tan escasos de figuras éticas sobresalientes, ella es de las pocas dentro de la política mexicana que merecen el más amplio reconocimiento.

Fue una mujer honesta, fue una política prudente, fue una profesional inteligente, destacada y eficiente, fue incorruptible, fue decente.

Hace apenas un año publicó, en coautoría con Luis Ángeles un texto potente y bien meditado sobre Los Riesgos de la Democracia (Editorial Porrúa). Esas páginas son la mejor herencia intelectual que María de los Ángeles escribió para quienes nos quedamos por un rato más en este mundo. No es posible hacerle justicia a la riqueza del libro en estos breves renglones. Sin embargo, esta selección, acaso subjetiva y arbitraria de citas, quiere hacer homenaje a una mujer ejemplar y urge, a la vez, a una lectura detenida de la obra.

Sobre los enemigos de la democracia:

“Los nuevos enemigos de la democracia son el populismo y el mesianismo, que pueden ‘vender’ fácilmente un paraíso construido mediante cualquier vía, incluido el miedo que imprime fe en los dogmas, el fervor de sus acciones y el proselitismo de sus fieles.

En el otro extremo, el neoliberalismo puede también constituir otro enemigo si el Estado sólo puede intervenir para favorecer las libres fuerzas del mercado y mantener el orden público”.

“Existen peligros para la democracia derivados de dos culturas contrapuestas: la gerencial o tecnocrática de la derecha y la vieja populista de la izquierda”.

“(Es un riesgo) la intolerable magnitud de las desigualdades sociales que condenan a ciertos colectivos a la completa y, en muchos casos, irremediable marginación”.

“La democracia sólo es posible en un Estado gobernado por la ley, de acuerdo con lo cual la sociedad y su gobierno deben respetar la libertad de cada persona para que desarrollen todas sus capacidades”.

Sobre el populismo:

“El planteamiento del populismo es que la sociedad está escindida entre una élite corrupta y un pueblo soberano, en donde debe respetarse… la voluntad popular, porque la élite es siempre perversa y tiene, por lo tanto, que ser echada del paraíso del poder”.

“Sus líderes definen al pueblo como los ciudadanos inmaculados que representan a la verdadera nación, pero que han vivido bajo la dominación y el engaño de la otra parte: la élite de los privilegiados, de la oligarquía, de la casta, que por definición es corrupta”.

“Hay … una doble moral discursiva: por un lado, la condena a intelectuales y medios que expresan la crítica y el rechazo a cualquier forma seria de escrutinio, debate o diálogo, y por otro la arenga, la consigna, la sentencia a voz en cuello y el veredicto a mano alzada en concentraciones de plaza pública”.

“(Otro) es el componente mesiánico, es decir, la necesidad de un salvador que emprenda de inmediato una acción decisiva, que establezca un cambio radical a fin de salvar al pueblo de sus enemigos; ésta es una función autoproclamada y que el líder se reserva para sí. Para los populistas, el destino está siempre en juego en este preciso instante; es un imperativo y hay que actuar, ahora o nunca”.

“Que el populismo surja como reacción frente a experiencias socialmente excluyentes explica su emergencia, pero no implica que sea una alternativa en cuanto a la inclusión social”.“En México existe claramente un proyecto real que se inscribe como movimiento populista.

Al desaparecer prácticamente las diferencias ideológicas, los partidos políticos de centro izquierda y centro derecha se aliaron; al no existir diferenciación, el electorado descontento se aglutinó en contra de la democracia porque ésta había generado expectativas y no entregaba los resultados que prometía”. “Muchas de las actuales explicaciones del amago populista en México se han concentrado en el carisma y en la capacidad del líder para movilizar masas, que usa el recurso plebiscitario que es hoy en día un rasgo dominante del populismo”.

ZOOM: “Nadie puede detener el populismo simplemente defendiendo el estado actual de las cosas, ni la democracia como funciona hoy. Para frenar el populismo es necesario tener un proyecto de reinvención y reconstrucción de la democracia”.
Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65