×
Por Eloísa
Por Eloísa
ver +

" Comentar Imprimir
18 Marzo 2009 03:00:47
Eloísa dice
Estos son algunos consejos que le serán de gran utilidad para resolver pequeños problemas o bien para dar realce a sus ideas.
Póngalos en práctica y viva su vida en armonía con todo lo que le rodea.

¿VA A SERVIR HELADO?

Para que se deslice fácilmente del cucharón especial que usa para servirlo o de cualquier cuchara grande ordinaria, tenga a mano un recipiente con agua tibia y antes de introducir la cuchara en el helado, sumérjala en el agua. Verá con qué facilidad sale de ella.

PARA LAS PIERNAS DEL BEBÉ

Cuando haga mucho frío y vaya a sacar a su bebé de la casa para un paseo, no olvide proteger muy bien sus piernas. Generalmente las mamás se preocupan por envolver la parte superior de su cuerpo y descuidan sus piernas, que muchas veces van colgando y sin protección adicional. Hay algo que le servirá a usted muy bien en estas ocasiones: Un viejo par de calcetas suyas. Únicamente introduzca en ellas las piernas del niño y tenga la seguridad de que se le conservarán calientes.

YEMAS Y CLARAS DE HUEVO

Para separarlas con rapidez y facilidad, rompa el huevo dentro de un embudo y sostenga éste sobre un recipiente para recoger las claras. La yema se quedará en el embudo y usted podrá vaciarla en otra vasija.

TIPS PARA AFEITARSE

Es conveniente utilizar un after shave después del afeitado. Asegúrate de que no contenga alcohol para que no irrite tu piel.
Afeitarse en contra de la dirección de crecimiento del vello proporciona un mejor resultado, pero también daña más la piel, y es más probable que te cortes. Al terminar lava la cuchilla, pero no utilices paños o toallas para secarla. Si lo haces conseguirás que deje de estar afilada rápidamente.
Aféitate durante o después de la ducha, de modo que el agua caliente y el vapor abran los poros y hagan que el vello se ablande al absorber el agua.

DEL PROTECTOR DE LABIOS

Detén el sangrado si te cortas al afeitarte. ¡Auch¡ Te cortaste al afeitarte y no tienes tiempo que perder. Aplica un poco de protector de labios directo en la cortada y el sangrado de la mayoría de las heridas por afeitadas se detendrá pronto.
Lubrica una cremallera. Frota una pequeña cantidad de protector de labios hacia arriba y debajo de los dientes de una cremallera pegajosa o atorada. Luego súbela y bájala unas cuantas veces. El protector actuará como lubricante en la cremallera.

Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5