×
Leopoldo Ramos
Leopoldo Ramos
ver +

" Comentar Imprimir
11 Agosto 2019 04:15:00
Empujando el elefante
Coahuila se convertirá este domingo en el estado con más visitas presidenciales en la era de la Cuarta Transformación. Andrés Manuel López Obrador estará en la Unidad de Medicina Familiar 3 de Ramos Arizpe, conocida popularmente como Hospital Ixtlero, y será su cuarta agenda oficial como Presidente de México.

Muchas visitas, pero con pocos o nulos resultados. La cantidad de las giras presidenciales no necesariamente corresponde a beneficios de la 4T para los coahuilenses. Aquí va un recuento de las tres visitas anteriores.

28 de diciembre. Se estaba acomodando en Palacio Nacional cuando visitó Torreón. Todavía se sentía la euforia del aplastante triunfo electoral y la expectativa ciudadana en la 4T estaba a flor de piel.

En su mensaje hizo un recuento de su trayecto como candidato y enumeró las promesas de combate a la corrupción, erradicar el influyentismo y poner al Gobierno a disposición de los más necesitados. Se comprometió a regresar en tres meses a revisar los avances de los programas sociales y cumplió… a medias.

El 19 de febrero estuvo en el 69 Batallón de Infantería para celebrar el Día del Ejército Mexicano. Llegó al aeropuerto Plan de Guadalupe, se trasladó en camioneta hasta el cuartel militar en donde lo esperaban el gobernador Miguel Ángel Riquelme y los titulares de las secretarías de la Defensa y Marina, el general Luis Cresencio Sandoval González y el almirante José Rafael Ojeda Durán.

Terminó el evento sin despedirse, saludó a la Bandera Nacional y subió a su camioneta. Más tarde, las propias redes sociales de AMLO difundieron fotografías y un video sobre su escala en una de las nuevas gasolineras de la carretera Saltillo-Monterrey. Nada de anuncios para Coahuila, ni evaluación de programas sociales como lo dijo dos meses atrás.

La segunda visita de AMLO a Coahuila fue durante el primer fin de semana de mayo. El viernes 3 llegó a Monclova y en la Ciudad Deportiva Nora Leticia Rocha pidió paciencia para hacer notar los beneficios de la 4T, pues comparó al aparato gubernamental con un “elefante reumático” al que había de empujar para movilizarlo. “Por eso vengo a Monclova, a decirles: vamos a cumplir”.

Otra vez, promesas, como la de solucionar la problemática para el acero monclovense por los aranceles impuestos por Estados Unidos. La solución de la Secretaría de Economía llegó, pero hasta después del 30 de mayo y no como respuesta al compromiso presidencial, sino en reacción a la marcha de miles de obreros, empresarios, estudiantes y familias en apoyo a Altos Hornos de México.

Al día siguiente estuvo en Sabinas. Se comprometió a apoyar la industria carbonera y a rescatarla junto con Pemex y la Comisión Federal de Electricidad. Dijo que el director de CFE estaría en Sabinas de inmediato, pero Manuel Bartlett llegó un mes después.

El 5 de mayo encabezó en Piedras Negras la ceremonia por el 147 aniversario de la Batalla de Puebla y prometió concluir la construcción de un nuevo hospital del IMSS para Acuña, pero es fecha de que la obra sigue intacta. También anunció inversiones por 530 millones para espacios deportivos, de arte y cultura; una plaza pública y un mercado, pero no hubo menciones para seguridad fronteriza, infraestructura industrial o para puentes internacionales o el ferrocarril.

La expectativa de las autoridades estatales para este domingo es que López Obrador concrete la liberación de más de 440 millones de pesos retenidos para el sector salud. El coahuilense ya sabe de su compromiso para combatir la corrupción, de que todo lo malo es obra del pasado y de su esfuerzo para empujar al pesado y decrépito elefante. Eso ya quedó claro, ahora solo falta que valga la pena tenerlo tan seguido por acá.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5