×
Eduardo Brizio
Eduardo Brizio
ver +
El ex árbitro profesional conoce el comportamiento del futbolista dentro y fuera del campo de juego. Gusta de escribir de forma amena las innumerables anécdotas que su paso por el futbol profesional le ha dejado, claro, sin dejar a un lado la crítica y el comentario puntual cuando un tema polémico está en el aire. Siempre va en favor de la libertad de palabra y acción. Correo Electrónico: [email protected]

" Comentar Imprimir
30 Diciembre 2009 04:51:09
En la era de piedra
Siento que los dirigentes del futbol mundial ya se están tardando en autorizar la repetición como recurso para evitar injusticia

Sin duda en este 2009, que está a punto de terminar, las jugadas más polémicas desde el punto de vista arbitral las protagonizaron —a nivel internacional— Thierry Henry, en el partido de vuelta del repechaje jugado por Francia ante Irlanda, al dar el servicio que contribuyó en el tanto de la victoria que finalmente le daría el pase a la Copa del Mundo, mediante una mano deliberada y por el otro —a nivel nacional— otra mano cometida por Joel Huiqui en las semifinales del campeonato mexicano, que pasó inadvertida para el silbante; pero que se trató de un penal más grande que el estadio Azul y que ameritaba la expulsión para el defensor celeste.

El tema se ha actualizado, toda vez que un par de silbantes reconocidos en todo el orbe, han exentado su opinión. Armando Archundia, en una entrevista televisiva, afirmó que la FIFA debería imponer una sanción ejemplar al delantero francés; en virtud de que ese tipo de jugadas afectaba la credibilidad de todos los árbitros del mundo. Igualmente, Pierluigi Collina, abogó por el uso de la tecnología para ayudar a los jueces a impartir justicia.

Finalmente, Michel Platini, alto jerarca de la UEFA, se expresó en el sentido de que “el arbitraje tradicional ya está muerto”, afirmando la necesidad imperiosa de poner dos árbitros más, uno detrás de cada portería, para mejorar el rendimiento de los de negro.

En mi opinión ya se están tardando en implementar la repetición instantánea para impartir justicia en el terreno de juego, principalmente en el futbol de élite.

Mire usted, por un lado, se obtendría mayor credibilidad y se acabarían las especulaciones. Por el otro, se ganaría en darle a cada quien lo que le corresponde; es decir, en justicia.

En el futbol americano hay seis árbitros. En el beisbol existen en la Serie Mundial siete umpires y aun así se equivocan, lo que echa por tierra la teoría de Platini, en el sentido de que la solución radica en aumentar el número de jueces.

Del mismo modo, en ambos: en el rey de los deportes y en el de las tacleadas, ya se utiliza la tecnología para solventar las decisiones importantes y polémicas. Bueno, del Tenis profesional, ya ni hablamos.

Sin embargo, las autoridades balompédicas que rigen el futbol en el mundo se niegan a evolucionar y pretenden dejar toda la responsabilidad en la limitada capacidad de un ser humano, que a veces no está bien colocado o que no tiene el ángulo de visión adecuado o es engañado por algún tunante que se pasa de vivo.

Ni hablar, mientras no abran sus obtusas mentecillas para romper los paradigmas, seguiremos como… en la era de piedra.

Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5