×
Dan T
Dan T
ver +
[email protected]

" Comentar Imprimir
25 Julio 2019 04:02:00
¡En la madre, Lozoya!
¡Vaya semana! Ha estado muy movida, como esos perros tan puercos que huelen a carnitas. Gran sorpresa causó a nivel nacional la noticia de que la Interpol (la policía internacional, no la banda, baboso) detuvo en Alemania a Gilda Margarita Austin, la mamá de Emilio Lozoya Austin, el transa exdirector de Pemex. La sorpresa fue saber que el exfuncionario sí tiene madre, pues cada vez que se daban a conocer las fregaderas que hizo en Pemex, todo el mundo decía: “¡Híjole, este infeliz no tiene madre!”. Y cuando empezábamos a creer que la justicia medio funcionaba, sale un juez del Estado de México y ordena que se cancelen todas las órdenes de aprehensión que puedan existir en contra del líder petrolero Carlos Romero Deschamps, sí el de los yates, sí el de los relojotes, sí el de los hijos que viven como jeques árabes. Resulta que el gobierno le congeló varias cuentas y ya iba en contra del priista y de algunos integrantes de su familia, cuando apareció la Santísima Virgen del Amparo, ¡de a cómo no!, y los protegió con su manto legal. Cualquiera podría decir “ah, maldito juez”, pero la realidad es que el juez no tuvo la culpa sino el propio Gobierno de AMLO, que fue el que puso sobre aviso a Romero Deschamps y además facilitó todo para que pudiera ampararse. Por cierto, ¿quieres otra buena noticia? Cuando se termine de construir la refinería de Dos Bocas, si es que algún día se construye, todos sus trabajadores estarán afiliados al sindicato de petroleros y su líder, ¡tarán!, será el mismo Romero Deschamps. ¿No son una lindura?

Hablando de cosas hermosas, no hay que perderse el video en el que un reportero de la revista Proceso le explica al amado líder cabecita de algodón que la prensa, la buena prensa como la que tienes en las manos, no está para aplaudirle a los gobernantes, ni para ser sus porristas. Resulta que Andrés Manuel le molesta que los medios critiquen sus acciones de Gobierno y considera que quien no está de su lado, ¡es su enemigo! Ahora resulta. Lo grave del asunto no es solo tener un Presidente ignorante, sino que lo realmente peligroso es que tenemos un Presidente que se siente emperador, pues todos deben (debemos, dijo el otro) guardarle respeto, echarle porras, prenderle incienso y besar el suelo que pisa. Me causa mucha curiosidad por qué López Obrador le tiene tanto miedo a la prensa libre. Ha de ser que se siente mosca y le tiene miedo a los periodicazos.

Y ahí no acaba la cosa. De hecho en Baja California apenas empieza la bronca, pues resulta que el nuevo gobernador todavía no asume el cargo y ya se robó... ¡tres años de gobierno! El morenista Jaime Bonilla está acusado de comprar a los diputados locales para que aprobaran una reforma absurda, que amplió su gobierno de dos a cinco años después de que ganó las elecciones. Haz de cuenta que fuiste a comprar unos tacos al pastor y ya que los pagaste, cuando te los sirven te salen con que son de soya. Igual de frustrados y engañados deberían de sentirse los bajacalifornianos pues votaron por una cosa y, ya que ganó Morena, les cambiaron la jugada. No recuerdo una cochinada similar en México, y eso que venimos de 70 años de gobierno priistas, 12 de panistas y el sexenio de la risa que Kike Peña.

Apenas está terminando el octavo mes de este Gobierno y son tantas las cosas malas y absurdas que pasan todos los días, que siento como si lleváramos 18 años de pejegobierno. ¡Me quiero bajar!

¡Nos vemos el domingo!
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5