×
Eduardo Brizio
Eduardo Brizio
ver +
El ex árbitro profesional conoce el comportamiento del futbolista dentro y fuera del campo de juego. Gusta de escribir de forma amena las innumerables anécdotas que su paso por el futbol profesional le ha dejado, claro, sin dejar a un lado la crítica y el comentario puntual cuando un tema polémico está en el aire. Siempre va en favor de la libertad de palabra y acción. Correo Electrónico: [email protected]

" Comentar Imprimir
19 Septiembre 2011 03:34:24
En la “Madre Patria”


Cada una de las jornadas del balompié nacional tiene una característica particular y la fecha 9 del Apertura 2011, celebrada durante el pasado fin de semana, no fue la excepción.

En algunas ocasiones, lo que llama la atención son los golazos que se anotaron, en otras, las atajadas realizadas por los arqueros, sin dejar pasar los autogoles que se han registrado y no ha faltado aquella en que los yerros arbitrales sean los protagonistas: pues en ésta, la peculiaridad que le distingue es la cantidad de goles que se convirtieron, siendo 37 en total, superando a la fecha 3, en donde se habían conseguido 31 goles.

Esta situación particular se debió sobre todo, a que en cuatro de los nueve encuentros disputados hubo goliza. Empezando el sábado en la selva lacandona, cuando los Jaguares de Chiapas no solamente le endilgaron cinco pepinillos a los de Coapa; sino que se encaramaron al liderato de la competencia y de paso forzaron la dimisión de su director técnico, Carlos Reinoso.

Por cierto, se me hizo de muy poca categoría que El Maestro, al término del partido, increpara dentro de la cancha al silbante Alfredo Peñaloza, culpándolo de su infortunio; toda vez que, por principio de cuentas, el nazareno en turno nada tuvo que ver con la derrota azulcrema y por el otro, si Reinoso quiere encontrar un chivo expiatorio, bien podría hallar fácilmente 11 de ellos en el vestidor, o simplemente mirándose al espejo.

La feria de goles continuó en el Jalisco, cuando los Camoteros del Puebla sorpresivamente derrotaron al Rebaño Sagrado al son de cuatro goles por uno. En este duelo se habla de una mala actuación del árbitro Miguel Ángel Ortega, quien expulsó a los zagueros rojiblancos Jonny Magallón y a Kristian Álvarez.

A la misma hora, serían los Tuzos del Pachuca los que llenarían de cuero a los Zorros del Atlas, obligando a Rubén Omar Romano a tomar las de Villa Diego.

Y para cerrar con broche de oro fueron los Pumas, quienes regresando a la senda del triunfo, no’más “cuatro tiros le dieron al diablo”. Aquí es menester reconocer dos cosas: la primera, que le anularon inexplicablemente un gol al Toluca, que significaba el dos a cero y que ponía contra las cuerdas a los felinos. Y la segunda, que los universitarios consiguieron dos anotaciones de excelente “manufactura”: el empate a uno por conducto de Carlos Emilio Orrantia, bello cabezazo de por medio y el cuarto gol de David Izazola, cuando agonizaba el encuentro.

Bueno, hubo tantos goles en este fin de semana que hasta al Barcelona se le ocurrió meterle ocho al Osasuna… en la Madre Patria.

Comentarios: .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



0 0 1 2 3 4 5