×
El Espectador
El Espectador
ver +
Columnista Político

" Comentar Imprimir
19 Septiembre 2010 03:50:15
En la mira recuperar Los Pinos: Moreira y el PRI
Sea quien sea el próximo presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Revolucionario Institucional (PRI), tendrá bajo su responsabilidad el conducir al tricolor por el sendero más adecuado en un intento por conseguir la victoria en la elección presidencial que se realizará en el 2012.

Sin embargo, antes de que llegue el momento de los comicios para nombrar nuevo Presidente de México, el futuro dirigente nacional del tricolor se enfrentará a pruebas de ácido que se realizarán en un laboratorio electoral montado para el 2011.

El próximo año habrá elecciones de gobernador en seis estados del país, incluyendo Coahuila y el Estado de México; los ojos del país estarán puestos en lo que ocurra en esta última entidad, pues el actual gobernador, Enrique Peña Nieto, es virtualmente precandidato del PRI a la Presidencia de la República.

El año siguiente también se disputarán 303 presidencias municipales y 166 diputaciones locales, 102 de mayoría relativa y 64 de representación proporcional.

PRIMERA LLAMADA… PRIMERA: Inesperado resultó el anuncio hecho por el gobernador Humberto Moreira Valdés respecto a que pretende participar como candidato a la dirigencia nacional del PRI.

Por lo pronto, dijo que aguardará a diciembre para que salga la convocatoria correspondiente y se den a conocer las bases y requisitos que los aspirantes en el cargo deberán cumplir para poder participar.

Está claro que el Mandatario coahuilense cumple la normativa; pero el buscar la presidencia nacional del PRI lo llevaría a dejar de manera anticipada la Gubernatura, pues su periodo constitucional vence el 30 de noviembre del 2011.

¿Por qué el gobernador Moreira tendría que separarse del cargo que ahora tiene? Por la simple razón de que el priísmo nacional va a requerir un liderazgo con tres características: tiempo completo, dinamismo incansable e institucionalidad, fundamentales las tres en quien capitanee el partido e impulse a quien el PRI llevará como abanderado para recuperar llegar de nuevo a Los Pinos.

La noticia que el Mandatario soltó durante la semana despabiló a la clase política estatal y nacional, particularmente porque había venido repitiendo que entre sus planes profesionales estaba el mantenerse como Gobernador hasta el vencimiento de su mandato.

Sin embargo, en política no hay nada escrito y en ese ambiente siguen predominando las circunstancias, por lo que el Mandatario coahuilense se aproxima en serio a lograr el liderazgo nacional de su partido.

Para lograrlo tiene tejida una red de alianzas donde están incluidos los gobernadores, el grueso de los integrantes del tricolor en el Senado y en la Cámara de Diputados y el magisterio; aunque la máxima dirigente de este último organismo, la profesora Elba Esther Gordillo Morales, se encuentre fuera del tricolor.

SEGUNDA LLAMADA… SEGUNDA: A Beatriz Paredes Rangel no la ha ido mal en la dirigencia nacional del PRI, a donde llegó en el 2007 tras derrotar a Enrique Jackson en una elección interna.

El año pasado, en la elección de diputados federales, el PRI se adjudicó 237 curules a razón de 184 de mayoría relativa y 53 de representación proporcional, frente a 213 posiciones conseguidas por el PAN y 110 por el PRD.

Este año los números hablan por sí solos: de las 12 gubernaturas que se disputaron el pasado 4 de julio, el tricolor ganó nueve y se convirtió en mayoría en 11 de los 14 congresos locales que se renovaron. De las 294 diputaciones locales disputadas, 197 fueron para el tricolor.

En los comicios locales que hubo el pasado 4 de julio se renovaron 13 ciudades capitales, de las cuales el tricolor resultó victorioso en diez: Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Chetumal, Culiacán, Ciudad Victoria, Tlaxcala, Xalapa, Zacatecas y Mexicali.

El ciclo de la tlaxcalteca al frente de la dirigencia nacional del PRI está a punto de finalizar. En diciembre saldrá la convocatoria para la elección donde se nombrará a su relevo, quien estaría asumiendo en el cargo en la asamblea nacional ordinaria que se realizará en marzo del año próximo.

TERCERA LLAMADA… PRINCIPIAMOS: Si el gobernador Moreira decide participar en la elección interna por el liderazgo del PRI, estaría dejando su cargo en febrero, y si el voto de la mayoría de los priístas le resulta favorable tendrá responsabilidades importantes por cumplir.

El próximo año se elegirá gobernador en seis estados: Guerrero, Baja California Sur y Michoacán, los cuales están gobernados por el Partido de la Revolución Democrática, así como Coahuila, el Estado de México y Nayarit, que tienen mandatario emanado de las filas del PRI.

Mantenerse al frente de los estados que ahora tiene, enfrentar con éxito las posibles alianzas electorales que realizarán el PRD y el Partido Acción Nacional y recuperar entidades donde el voto ciudadano no les ha favorecido, son retos indispensables por resolver que tendrá la próxima dirigencia nacional del PRI.

De los resultados estatales que el PRI obtenga el siguiente año va a depender el estado anímico con que llegue a la elección presidencial del 2012.

Por ahora el tricolor las lleva de ganar, pues es evidente el hartazgo popular que existe hacia el régimen de gobierno de Acción Nacional debido, en buena medida, a los escasos resultados que el gobierno de Felipe Calderón ofrece ante problemas latentes, como el desempleo, la inseguridad y el incremento exponencial de la violencia.

Sin embargo, lo peor que le puede pasar al PRI es la división interna y la ausencia de compromisos de la próxima dirigencia nacional para trabajar exclusivamente en el fortalecimiento de la plataforma política institucional, pues si quien se convierta en el relevo de Beatriz Paredes llega con la esperanza de posicionarse electoralmente para convertirse en candidato presidencial, se puede anticipar una tercer derrota consecutiva para el tricolor.

Por ello cobra relevancia lo expuesto por el gobernador Moreira en el sentido de que sea quien sea el nuevo líder nacional de su partido, debe tener claro que su trabajo será institucional para apuntalar al organismo en un esquema competitivo y lograr que los electores, en el 2012, se identifiquen con sus propuestas y lo lleven a recuperar la Presidencia de México.

No hay de otra: si al PRI llega un liderazgo sin dinamismo y aletargado, o bien, si se anteponen intereses individuales al de tratar de recuperar terreno frente a Los Pinos, seguramente habrá PAN para rato en el Gobierno federal.

SE CIERRA EL TELÓN: En la Cumbre Bilateral de Gobernadores Fronterizos que se realiza en Santa Fe, Nuevo México se debaten aspectos para frenar la importación ilegal de armas de Estados Unidos a México.

De acuerdo con estadísticas de la Red Internacional de Acción sobre Armas Pequeñas, la cual se encuentra vinculada con la Organización de las Naciones Unidas, en México el tráfico de armas es el segundo delito en importancia cometido por el crimen organizado.

En uno de sus informes, el organismo identifica las principales rutas para el acceso ilegal de armas al país: el Golfo, el Pacífico, el Centro y el Sur del país.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5