×
Ricardo Alemán
Ricardo Alemán
ver +
 [email protected]

" Comentar Imprimir
26 Mayo 2020 04:00:00
¡En Puebla matan la educación privada!
Escuchar Nota
En los hechos, la reforma educativa aprobada por el Congreso de Puebla –e impuesta por el gobernador Miguel Barbosa– no solo significa el fin de la educación privada, sino la muerte de la propiedad privada y, sobre todo la desaparición de la división de poderes.

Es decir, que en Puebla no solo se llevó a la práctica la iniciativa propuesta por Alfonso Ramírez Cuéllar –de acabar con la propiedad privada–, sino que se dio el tiro de gracia a la educación privada y, en especial, se confirmó que para los gobiernos de Morena no hay división de poderes que valga.

Con dicha reforma, sin embargo, también quedó claro que no era más que una mascarada la dizque cultura democrática de Miguel Barbosa, aquel experredista que se decía respetuoso de las libertades básicas y que severo cuestionaba el autoritarismo dictatorial de López Obrador.

Y es que hoy, convertido en lacayo de AMLO, Barbosa es uno más de los “virreysuelos” que sirven de “cuello de ganso” para hacer realidad las estrategias totalitarias de Obrador y para destruir poco a poco la democracia mexicana.

¿Estrategias totalitarias? Si, en Puebla se ensaya la desaparición de la educación privada, lo que significa la pauperización educativa. Y es que nada mejor que un pueblo ignorante para mantener una dictadura. ¿Desaparece la educación privada en Puebla?

1.- En efecto, como algunos seguramente recuerdan, en días pasados se convirtió en tendencia una iniciativa del líder del PRD, Alfonso Ramírez Cuéllar, quien recomendó acabar con la propiedad privada.

2.- Hoy, Miguel Barbosa da un paso en esa dirección, cuando en el Artículo 105 de la nueva Ley Educativa de Puebla, acaba con la propiedad privada de las escuelas y universidades.

3.- Así lo dice el citado artículo: “Los muebles e inmuebles destinados a la educación impartida por las autoridades educativas estatal y municipales y por los particulares con autorización o con reconocimiento de validez oficial de estudios en el estado de Puebla, así como los servicios e instalaciones necesarios para proporcionar educación, forman parte del Sistema Educativo Estatal”.

4.- Y si aún dudan de la muerte de la educación privada en Puebla, la citada ley impone, según el Artículo 115, un solo programa educativo, para las escuelas y universidades
públicas y privadas.

5.- Así lo dice, a la letra, el artículo en cuestión: “El Programa Educativo Estatal de Puebla, tendrá un carácter plurianual y contendrá de manera integral aspectos sobre la infraestructura y el equipamiento de la infraestructura educativa, el avance de los planes y programas educativos, la formación y prácticas docentes, la carga administrativa, la asistencia de los educandos, el aprovechamiento académico, el desempeño de las autoridades educativas y los contextos socioculturales, entre otros”.

6.- ¿Recuerdan que, en su proyecto de acabar con la propiedad privada, el presidente de Morena, Ramírez Cuéllar proponía que el SAT se metiera a las casas para vigilar a los particulares? Pues resulta que, en los hechos, el Artículo 117 de la Ley Educativa de Puebla obliga a las escuelas y universidades privadas a rendir cuentas de sus ingresos y egresos.

7.- Pero no es todo. Resulta que el Gobierno estatal impondrá el costo de la educación privada y, por ello, sancionará a los colegios particulares que sin autorización oficial eleven las cuotas.

8.- Así lo dice el Artículo 146, párrafo tercero: “Derivado de las acciones de vigilancia, si las autoridades respectivas identifican que los particulares han aumentado los costos en la prestación de los servicios educativos sin apego a las disposiciones aplicables en la materia, darán aviso a las autoridades competentes para los efectos a los que haya lugar”.

9.- Y si aún dudan que en Puebla –y por la vía de los hechos–, se dio muerte a la educación privada y a la propiedad privada, la Ley Educativa que promovió el morenista Barbosa prohíbe los uniformes en planteles privados, así como la compra de materiales educativos especiales.

10.- En pocas palabras, en Puebla no habrá diferencia alguna entre la educación pública y la privada, lo que significa que los estudiantes de todos los niveles educativos que aspiren a una mejor educación tendrán que salir del estado de Puebla.

O si lo quieren ver desde el otro extremo, resulta que el gobernador Barbosa apuesta a la pauperización de la educación privada. Es decir, como a los gobiernos de Morena no les interesa elevar el nivel y la calidad de la educación pública, apuestan por la reducción de la calidad de la educación privada. Y es que un pueblo analfabeta es un pueblo manipulable.

¿Otro plan piloto para medir la reacción ciudadana?

Al tiempo.
Imprimir
COMENTARIOS