×
Aida Sifuentes
Aida Sifuentes
ver +
Es originaria de Sabinas, Coahuila. Egresó de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma de Coahuila y actualmente estudia ingeniería civil en la misma universidad. Colaboró en el Centro Cultural Vito Alessio Robles como correctora de estilo, y se ha desempeñado como periodista cultural. Es ajedrecista profesional y lectora por vocación.

" Comentar Imprimir
05 Mayo 2019 03:54:00
Endgame: la precisión
Estudiar finales es uno de los mayores dolores de cabeza para los ajedrecistas de nivel intermedio. En su mayor parte porque, comparado con los problemas de táctica o aprender líneas de apertura, requiere mínima emoción y sí mucha capacidad de retención y de memoria. Uno de los bestseller en literatura ajedrecística para estudiar el tema es “Los 100 finales que hay que saber” del GM Jesús de la Villa (que también se encuentra disponible en video serie en YouTube).

Endgame, o la fase final del juego, es el nombre de la última de las películas de los vengadores. En la penúltima, “Infinity War” (2018), el Dr. Strange dice, después de entregarle la gema del tiempo a Thanos y antes de desparecer: “llegamos al Endgame”, argumentando que vio 14 millones de futuros posibles y sólo en uno ganan.

Estudiar (y jugar) un final de ajedrez es una batalla casi aburrida. El principiante poco la soporta y muy pocos llegan a comprender bien a bien qué está sucediendo, si no es con ayuda de un módulo o de los comentaristas del torneo; poca idea nos damos de por qué el jugador mueve el rey a g5 y no a g6, etcétera.

Lo mismo sucede con las tres horas de Endgame, que seguramente los fanáticos de hueso colorado se quedaron con ganas de más, pero los que apenas logramos asomarnos al universo de Marvel de a ratos resultó cansada y larga.

“Juega la apertura como un libro, el medio juego como un mago y el final como una máquina”, dijo alguna vez el GM Rudolf Spielman y la frase mantiene su vigencia porque es absolutamente real.

¡Spoiler alert! En los 14 millones de futuros posibles, ¿Strange consideró a la rata que trae de regreso a Ant-Man? ¿La casi nula disponibilidad de los vengadores para regresar a la batalla? ¿El duelo entre Natasha y Clint Barton por la gema del alma? Endgame se resuelve, más por el azar y las emociones, que por un plan bien estructurado.

Tal vez resulte algo forzado, pero si Avengers fuera una partida de ajedrez: Strange fue el mago que hizo los sacrificios necesarios en el medio juego y Stark la máquina que ejecutó el final.

La diferencia entre una partida y los vengadores, es que en esta última no habrá una segunda oportunidad para aprender del error. Después de 11 años, la saga ha llegado a su fin. Descanse en paz Iron Man.
Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65