×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
15 Octubre 2019 04:07:00
Energía declinante
Maestra: “Si yo digo que fui rica, es tiempo pasado, pero si digo que soy hermosa, ¿qué es?”. Pepito: “Exceso de imaginación”.
 
ENERGÍA DECLINANTE

Dice James Howard Kunstler (A Hard Rain, Kunstler.com): “El desorden político que se está desencadenando es la expresión política de la larga emergencia que enfrenta la nación cuando finalmente encuentra los límites del crecimiento que nos advirtieron hace décadas. La fase tecnoindustrial de la historia está terminando, y solo nos quedan fantasías inadecuadas para aceptarla y seguir adelante. La relación dinámica entre los suministros de energía asequibles y las operaciones de dinero se agita en el centro de esta situación. Se están deshaciendo y el resultado será una contracción de la actividad humana. La gran pregunta que nos negamos a enfrentar es cómo hacer frente a la contracción”.
 
ECONOMISTAS: A LAVARSE LAS MANOS

Tomado de El Reflejo Semmelweis, Hugo Salinas Price, Fuente: http://plata.com.mx/esES/Mas/573?idioma=1: “Como un ejemplo del enorme daño que le hacen a la humanidad hombres y mujeres que se sienten dueños de la verdad, presento el caso del doctor Ignaz Semmelweis… Con el tiempo, y como resultado del odio hacia él, así como de la necia falta de reconocimiento del gran éxito que había logrado, al salvar de la muerte a tantas mujeres, el Dr. Semmelweis sufrió un colapso nervioso, y su conducta se volvió notablemente antisocial. El 30 de julio de 1865 recibió una invitación a visitar un manicomio. Al momento de estar en el asilo, fue detenido e internado. El 15 de agosto, a la edad de 47 años, y a los 15 días de su detención, murió el Dr. Semmelweis de una herida en la mano, que se supone sufrió al intentar fugarse del manicomio. Wikipedia.org dice: ‘El rechazo de las observaciones empíricas del Dr. Semmelweis, con frecuencia se atribuye a la persistencia de creencias, la tendencia psicológica de aferrarse a creencias desacreditadas. Asimismo, algunos historiadores de la ciencia afirman que con frecuencia hay negación a aceptar contribuciones nuevas de parte de científicos desconocidos, mismas que abren nuevos caminos, y que esta ‘constituye por sí sola, la barrera más formidable a los avances de la ciencia’. Y aún más: ‘El célebre Reflejo Semmelweis -una metáfora para cierto tipo de conducta humana, caracterizada por un rechazo hacia nuevos conocimientos porque contradicen normas arraigadas, creencias, o paradigmas- lleva el nombre de Semmelweis, cuyas ideas fueron ridiculizadas y rechazadas por sus contemporáneos’. Nuestro mundo está muy enfermo. Si no se cura, probablemente llegará a un estado caótico, y en ese estado se incitará a una guerra mundial, para canalizar el descontento político hacia la destrucción; la causa del colapso de la paz, y el conocimiento de una alternativa que pudiera restablecer algo de orden en el mundo, serán olvidados. Habrá comenzado una Era de Oscuridad. La causa de la fiebre puerperal en Viena, en 1847, fue la sepsis, la infección provocada por las manos sucias de los médicos. La causa del colapso próximo de las economías del mundo, es el dinero fiat -dinero falso, ficticio- que aceptan casi todos los economistas acreditados. Los presidentes y sus banqueros centrales, sus economistas, sus ministros y secretarios diversos, todos con posgrados en ‘economía’, no querrán escuchar, por ningún motivo, la plegaria: ‘¡Denos dinero verdadero con qué trabajar -de oro, o de plata, o de ambos-, pero danos dinero verdadero, no esta basura de dinero ficticio!’. Los que están en el poder no quieren escuchar, como no quisieron ‘lavarse las manos’ y dejar de matar a sus pacientes, los gordos y presumidos doctores vieneses en 1847”.
 
PARA DOCUMENTAR
TU OPTIMISMO

Lo que vengo comentando por años, ya es clamor extendido: “Según el FMI, la actividad económica ‘se está ablandando’ en economías avanzadas, como EU, Japón y, especialmente, la zona euro, mientras que en otros mercados emergentes, como India y Brasil, la desaceleración es ‘aún más’ pronunciada”. http://bit.ly/2OyhPaj
Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65