×
Dalia Reyes
Dalia Reyes
ver +
Comentarios a: [email protected]

" Comentar Imprimir
07 Marzo 2019 04:00:00
Ente peluchoso
Años atrás, Don Kevin Swason, un pastor evangélico, abrió un archivo criminal en contra de la Rana René, la de los Muppets, y todo porque se le ocurrió al batracio apoyar el matrimonio gay; es más, el hombre hizo una advertencia al público infantil: “René no está tan interesado en la cerdita Peggy, quizás está interesado en otra rana”, con quien, seguramente, anda en la senda de la sodomía.

No fue el único desaguisado que enfrentó el animalillo, pues antes de la demanda rompió contrato con una enorme cadena de restaurantes en donde este personaje y sus compañeros eran imagen. La ruptura se dio porque el dueño del emporio habló en contra de la homosexualidad.

La empresa Henson, que respalda a René, respondió al acusador, a quien respalda su esposa y su monaguillo, y decidió donar las ganancias obtenidas en la cadena restaurantera a una asociación en defensa de la homosexualidad y en contra de su difamación. Como sea, el religioso ya perdió de muchas formas.

Yo no sé si el pastor cierre filas con otras religiones o si René se adhiera al Partido Verde para apoyarlos con sus comerciales proselitistas, lo único que tengo por cierto es el gran desazón generado entre los habitantes de este mundo, quienes están aún en proceso de elegir postura y, quizá, inclinación sexual, así sea que la naturaleza los dotó con una clara predisposición.

La exaltación causada por el tema es un asunto viejo, apuntado en la historia y argumentado, en todas sus posturas, desde puntos de vista tan variados como los establecidos en la Biblia, anatómicos, genéticos, económicos, políticos o por mero divertimento. En esa discusión, el grupo homosexual acaba siendo, de todas formas, utilizado por partidos y separado de la sociedad, más si se le prometen derechos especiales, atenciones dirigidas, defensa personal y no una protección integral como la que viene en la carta de los Derechos Humanos y ya.

Entiendo que la demanda contra René no procedió, quizá por ser un ente peluchoso, pero alguien debía jalar las orejas a ese pastor por pervertir una imagen impoluta, hasta ahora, ante los ojos infantiles; junto con él, todos esos que ven al demonio en la gatita Kittie y los pitufos, a mí me gustan ambos, qué caray.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



0 0 1 2 3 4 5