×
Gerardo Hernández
Gerardo Hernández
ver +

" Comentar Imprimir
12 Marzo 2019 03:35:00
Entrevista secreta
Entre la detención de Humberto Moreira y la de Juan Manuel Muñoz Luévano, solicitadas por la Fiscalía Anticorrupción de España, en 2016, mediaron dos meses. La causa es la misma: “lavado de dinero y organización criminal”. La captura del exgobernador de Coahuila ocurrió el 15 de enero, en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, y la del supuesto enlace de Los Zetas en Europa, el 18 de marzo, en su residencia madrileña. Empero, el político y el presunto narco no corrieron con la misma suerte. Moreira abandonó la prisión de Soto del Real una semana después, y el empresario lagunero fue extraditado tres años después a Estados Unidos donde será juzgado. Según una nota de Reforma, el exlíder del PRI habría negociado con el FBI la entrega de Muñoz para salvarse (06-03-19). Él lo niega.

Una investigación de El País explicaría también la rápida liberación de Moreira: “El Gobierno de Enrique Peña Nieto puso a su disposición toda la maquinaria diplomática y legal de su embajada en España para intentar conocer su situación hasta el más mínimo detalle, atender a su familia y sacarle de la cárcel”, dice el texto de José María Irujo, publicado el 22 de febrero de 2016. “La gestión de mayor nivel se llevó a cabo el pasado 21 de enero, un día antes de que se celebrara la vista en la que el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz acordó la puesta en libertad del exgobernador de Coahuila”.

Moreira se estableció en Madrid a principios de 2013, “después de su defenestración política y de las acusaciones de un gigantesco desfalco de fondos públicos. Se había matriculado en un máster en la Universidad Autónoma y residía en un chalet de lujo por el cual pagaba 3 mil euros al mes (unos 65 mil pesos al tipo de cambio actual)”, añade la nota. Para acreditar transferencias por 200 mil dólares, el exgobernador dio los nombres de un par de empresas suyas: Unipolares y Publicidad del Norte, y Negocios, Asesoría y Publicidad, las cuales son investigadas por la Fiscalía Anticorrupción de España (la de Coahuila sigue sin decir esta boca es mía).

Luego de la extradición del “Mono” a Estados Unidos, Irujo informó: “Hace un año, el fiscal de Texas que le reclamaba se entrevistó en secreto en una prisión española con Muñoz en compañía del abogado norteamericano del narco, según confirman fuentes cercanas a este último. Su testimonio, en el supuesto de que colabore con las autoridades estadunidenses, pude poner en aprietos a la larga lista de políticos y funcionarios del Estado mexicano de Coahuila con las que el presunto narco mantenía relación” (El País, 02-02-19).

El 14 de noviembre pasado, Pedraz reabrió la investigación contra Moreira “por el supuesto blanqueo de capitales e integración en la banda del crimen organizado de Los Zetas” (Newsweek México, 14-11-18). La decisión se tomó con base en las declaraciones de Javier Villarreal (exsecretario de Finanzas de Moreira) y del empresario Rolando González Treviño frente a Juan José Rosa y José Grinda, fiscales anticorrupción de España, en San Antonio. Según Villarreal, Unipolares y Publicidad del Norte lavaron 14 mil millones de pesos del erario.

En su entrevista secreta con el fiscal estadunidense, Muñoz pudo haber aportado información relevante sobre las actividades de los Moreira, quienes han negado toda relación con él. No todos los capos “vinieron de fuera”, como aseguró Rubén Moreira en su último informe, frente a una legislatura cómplice. Muñoz es de Matamoros, donde los hermanos solían reunirse con el “Mono”. El supuesto enlace de Los Zetas en Europa tiene mucho que contar a las autoridades de Estados Unidos.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5