×
Voces de la Región
Voces de la Región
ver +
Zócalo se preocupa por tener a sus lectores al tanto de la economía y cómo afecta sus finanzas, por lo que este espacio es una ventana dedicada a economistas locales para expresar sus puntos de vista sobre la economía estatal, nacional e internacional. Asimismo opinan sobre sucesos financieros e indicadores de interés general como la inflación, los precios del petróleo y la paridad peso-dólar, entre otros.

" Comentar Imprimir
10 Agosto 2015 03:00:45
Es de sabios cambiar de opinión
Por: Guillermo Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @guillermo_garza


Reza el viejo adagio que es de sabios cambiar de opinión y justamente a esa filosofía es a la que se estaría apegando Agustín Carstens.

De acuerdo con el diario especializado en temas financieros The Wall Street Journal, el gobernador del Banco de México habría señalado la semana pasada que la Junta de Gobierno podría subir la tasa de interés incluso antes de que lo hiciera la Reserva Federal, si las condiciones del mercado cambiario así lo requieren.

No olvidemos que durante los primeros días de julio el Banxico modificó su calendario de anuncios de política monetaria, con el propósito de ir siguiendo los pasos de la Fed y asumir una posición más reactiva y acomodaticia a lo que suceda con las tasas de interés en Estados Unidos.

La fecha fatal en que los mercados esperan que la FED anuncie el aumento de su tasa de interés sería el 16 o 17 de septiembre. La reunión de política monetaria del Banco de México se llevará a cabo el día 21, tras ajustarla desde el 3 de septiembre, fecha originalmente programada.

Sin embargo, las turbulencias que continúan embistiendo al peso han cambiado el panorama. De continuar debilitándose el peso, la Junta de Gobierno aplicaría el primer incremento en la tasa de referencia para apuntalar la moneda nacional adelantándose a la Fed.

Lo que no queda claro aún es cuál sería el indicador clave para que se tome esta medida. Si es prevenir una hemorragia mayor de reservas internacionales por las constantes intervenciones de la Comisión de Cambios en el mercado, o ya de plano evitar que el sector industrial acabe trasladando estas oscilaciones a incrementos en los precios.

Como se comentó en este mismo espacio la semana anterior, resultaba completamente descabellado adoptar un estrategia de apuntalar al peso, mediante la venta de dólares, sin ir respaldada de incrementos en la tasa de interés. Parece que la Junta de Gobierno finalmente se percató de ello.

Definitivamente este tema será lo que mantenga totalmente ocupadas las cabezas de quienes integran la Junta de Gobierno del Banxico, al menos de aquí a septiembre.

Mientras que para la Secretaría de Hacienda, septiembre seguramente también será un mes crítico. Serán los últimos días de que disponga para hacerle alguna eventual modificación o corrección al paquete económico 2016, antes de enviarlo al Congreso.

Con las cotizaciones del crudo en caída libre, Hacienda tendrá que hacer prácticamente milagros con el presupuesto, si sigue aferrada a la idea de no subir ni implementar nuevos impuestos. Decisión políticamente muy rentable, pero económicamente nada sensata si tomamos en cuenta nuestros paupérrimos niveles de recaudación tributaria como porcentaje del PIB.

Tal como lo dijera el filósofo alemán Emmanuel Kant: “El sabio puede cambiar de opinión, el necio nunca”. Ojalá que en Hacienda también se apeguen a este adagio.

Coordinador de carreras jurídico-administrativas de la Universidad La Salle Saltillo.
Imprimir
COMENTARIOS



0 0 1 2 3 4 5