×
Juan Latapí
Juan Latapí
ver +

" Comentar Imprimir
08 Septiembre 2019 03:10:00
Es la familia
HAY INSTITUCIONES QUE SE HAN ido rezagando y que ya no funcionan, que han perdido su capacidad de respuesta y al ser disfuncionales van dejando de servir; tal es el caso de la familia como institución. Si vivimos en una sociedad sometida por la corrupción, la impunidad y hasta por la inseguridad, mucho tiene que ver en todo ello la familia como institución, esa familia que dicen es la célula de la sociedad.

SIN TEMOR A EQUIVOCARSE SE puede decir que en gran medida la actitud solapadora y consentidora de los padres de familia es la causante de muchas de las calamidades que padecemos, al grado que a nadie sorprende escuchar cuando un padre dice “le doy a mi hijo lo que yo no tuve”, sin darse cuenta del daño que ocasiona al cancelarle la oportunidad de aprender a ganar y valorar las cosas por sí mismo. Por ejemplo, el acelerado consumismo de la gran variedad de gadgets de moda ha generado una competencia entre los muchachos para ver quién tiene el mejor; los padres por no hacer sentir menos a sus hijos, y darles lo que “ellos no tuvieron”, les proporcionan cuanto aparato pida el chamaco “para no ser menos”.

NO ES RARO VER A la gran cantidad de niños y jóvenes –de cualquier clase social- con sofisticados teléfonos celulares, chamacos que no tienen idea de lo que cuestan esos aparatos y que ni les importa, y como ya están acostumbrados a recibir sin esfuerzo tampoco los cuidan. Así, también los padres son dadivosos al obsequiarles ropa de marca, coche y dinero para que sus hijos no se sientan menos. No les importa dar, consentir y solapar, aunque los transformen en verdaderos inútiles.

DESAFORTUNADAMENTE ESTOS PADRES NO SE dan cuenta del gran daño que ocasionan al cancelar la cultura del esfuerzo y del mérito. Nos hemos acostumbrado a recibir sin merecer y debido a ello las actividades clientelares del gobierno tienen gran éxito y están sumamente arraigadas, donde ya es un derecho el recibir y una obligación del gobierno otorgar tarjetas, becas y materiales.

SIN EMBARGO, EL PROBLEMA NO termina ahí, ya que al crecer los muchachos, acostumbrados a obtener sus cosas sin esfuerzo y no al no poder adquirirlas, fácilmente empiezan a delinquir, desde volarse unos cigarros, hasta asaltar.

Al caer en la trampa de la violencia, los padres no solo se preguntan por qué sus hijos salieron así, sino que al tener problemas con la Ley los encubren y solapan. A cambio de la complicidad empieza el chantaje, sobre todo de las madres, quienes juegan a ser las víctimas que reclaman ser el centro de atención, de la familia reunida, inicia así el tejemaneje para fomentar nuestro tradicional y arraigado machismo.

ESTE TIPO DE FAMILIAS “REUNIDAS”, por lo general a fuerza, son conocidas como familia muégano, en la que todos sus integrantes están pegados en bola, unos con otros, aunque estén todos contra todos, fingiendo ser una familia pero en realidad solo son una bola de extraños consanguíneos. La familia muégano es una clara muestra de la familia disfuncional.

ESA FAMILIA MUÉGANO QUE ES inoperante y obsoleta es la causa de varias de las situaciones que padecemos. Este tipo de familia es cómplice del aniquilamiento de la cultura del esfuerzo, que no quiere saber trabajar, que abusa del lujo y confort, y que funciona bajo la dichosa ley del mínimo esfuerzo. Como alternativa frente a la familia muégano y el abandono de esa cultura del esfuerzo y del mérito, está la familia solidaria, funcional, que aunque lejos en distancia física, a la hora de requerirse sumar esfuerzos está hombro con hombro para ayudarse y quererse, donde se busca el bienestar común por convicción.

POR ESO, MIENTRAS A LOS hijos se le dé todo inmerecidamente, mientras no se les eduque para ser mejores, y sobre todo no se les enseñe a practicar la cultura del esfuerzo y ser útiles, el deterioro social seguirá irremediablemente, porque seguir apostándole a formar generaciones de inútiles es condenar el futuro al caos. Pero como siempre, el punto de partida está en la familia.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5