×
Fausto Fernández Ponte
Fausto Fernández Ponte
ver +
Don fausto fernández ponte es poseedor de un impresionante y sólido currículum: 50 años de periodista profesional. Su opinión y columnas periodísticas son respetadas en ese ámbito, por el prestigio que a pulso se ha ganado, es considerado una autoridad en su campo. Además de corresponsal de guerra, ha entrevistado a jefes de estado y de gobierno de la talla de Lyndon B. Johnson, Richard M. Nixon, Indira Gandhi y William Clinton.

" Comentar Imprimir
20 Enero 2009 04:34:31
Estado fallido, Obama y México
Cuando Calderón llegó al gobierno se encontró con una situación de mucho deterioro: Patricia Espinosa

I

El vector central de la relación bilateral de México y Estados Unidos durante el inminente presidencialado de Barack Obama, que se inicia hoy, es la percepción que éste tendría de Felipe Calderón y la realidad mexicana.

Para el señor Obama, el Estado mexicano es un Estado fallido, a la luz de lo que sus asesores en materia de relaciones exteriores de EU y el trato bilateral le ofrecen. Esa percepción, empero, no es gratuita.

Cierto. De hecho, ha trascendido que durante su encuentro con el señor Calderón, don Barack pareció robustecer esa percepción acerca de la condición de Estado fallido con la que se le define al mexicano en EU.

Más esa percepción no existe solamente en los cenáculos de las relaciones exteriores y del poder político en EU ni en los mentideros académicos del trato bilateral, sino también en otros países.

En EU, tanto en círculos militares como en los de las relaciones bilaterales, la definición de Estado fallido responde a los paradigmas estratégicos de cierta vertiente de las ciencias políticas e incluso sociales.

II

Es más, esos paradigmas estratégicos privilegian los imperativos -premisas y silogismos- de los intereses de la seguridad nacional de un Estado (en el caso, el mexicano) y sus efectos en Estados vecinos/aliados como el de EU.

Desde esa perspectiva, la difusión del estudio del Pentágono, coordinado por el general Barry McCaffrey, responsable hace algunos años del combate al narcotráfico en EU, tiene plusvalía política.

Vero. Pudiere suponerse que la difusión de dicho estudio es la respuesta indirecta del señor Obama a la solicitud de don Felipe de que EU participe directamente en la narcoguerra calderonista.

Señálese que don Barack no dióle respuesta al señor Calderón durante el encuentro de ambos, hace una semana en Washington. El mexicano, como sabríase, propuso una alianza estratégica, para la seguridad binacional.

Ello nos exhibe que el mexicano -o su secretaria de despacho, la señora Espinosa, o el embajador de México en EU- o ignora y desconoce la cultura del poder político-militar en EU o, si la conoce, está muy desesperado.

La solicitud misma del señor Calderón de una participación directa de EU -equivalente a una intervención militar de hecho de EU en México- tiene ese abrir esperado, la de asirse al proverbial clavo ardiendo.

Es incluso un principio muy arraigado desde el siglo 19 en EU no abrir frentes de guerra cerca de sus fronteras. La guerra con México (1846-48), si bien redituó un gran botín territorial también dejó moralejas.

Esas moralejas se reforzaron durante la Guerra de Secesión (1861-1865). Desde entonces, EU no hace guerras cerca de sus fronteras, sino lo opuesto, mientras más lejos mejor. Esa noción rige su política bélica.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5