×
Héctor Reyes
Héctor Reyes
ver +

" Comentar Imprimir
18 Septiembre 2020 04:00:00
¡Estupefacto!
Escuchar Nota
Se está haciendo costumbre que cada vez que ocurre un suceso que implique un acto de decisión importante del actual Gobierno federal, este nos deja a varias personas estupefactas por las acciones que se proponen y se llevan a cabo.

Una de ellas fue la finalización de la no rifa – pero sí fue rifa– del avión presidencial, la cual culminó este martes 15 de septiembre. Dieciséis niños inmaculadamente vestidos subieron al escenario en el edificio de la Lotería Nacional de México. Los niños gritones de la Lotería Nacional son una tradición en México, pero el sorteo en cuestión nunca se había visto en el país.

La historia corta detrás de este sorteo involucra a un avión de 218 millones de dólares y un político que intenta venderlo sin éxito, y por supuesto, en tiempos del coronavirus.

A principios de 2020, al Gobierno de López Obrador se le ocurrió la idea para el avión: rifarlo. ¡Compra un boleto y si ganas –sí, tú, mexicano– ¡te convertirías en el orgulloso propietario de un 787 de fuselaje ancho personalizado!

Pero el público mexicano respondió rápidamente con varias preguntas: ¿Dónde estacionaría el avión el ganador? ¿Quién lo pilotaría? ¿Quién lo mantendría? ¿A dónde volaría? Y lo que es más importante, ¿quién pagaría por todas estas cosas?

En ese momento, López Obrador planteó parte de una solución: “Le ofreceríamos al ganador del avión un servicio de mantenimiento por dos años o un año”, dijo en enero pasado.

Las estimaciones del Gobierno indican que los costos de mantenimiento anuales del avión presidencial que se rifa estarían cerca de los 1.7 millones de dólares.

“Suena a una broma, ¿no?”, le dijo a una agencia de noticias internacional Bryan Díaz, residente de la Ciudad…de México, en enero.

Su sentimiento fue ampliamente compartido entre los mexicanos y la rifa del avión presidencial pronto se convirtió en un chiste que corría por todo el país. La etiqueta #SiMeGanoElAvion, o #IfIWonThePlane, se volvió viral y la gente compartió memes y bromas sobre el premio de la rifa.

Rápidamente, esto obligó al Presidente a cambiar de rumbo. Pero si vender el avión era el objetivo original, pronto se perdió.


La rifa… sin avión presidencial

López Obrador decidió que la rifa seguiría, pero el premio ya no sería el avión. En su lugar, se entregaría un premio en efectivo “simbólico” dividido entre 100 ganadores.

Cada ganador recibiría 20 millones de pesos, el equivalente a alrededor de un millón de dólares, dependiendo del tipo de cambio, –ojo– 500 pesos es un precio alto, en un país donde las estadísticas muestran que un hogar promedio gana entre 16 mil 500 y 10 mil pesos por mes, según datos del 2018.

Eso fue probablemente una de las razones por las que la venta de los boletos de la rifa para el avión presidencial no resultó tan amplia, luego llegó la pandemia, que ha golpeado duramente a México.

Por su parte Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) antes del día de la rifa, inició la distribución de billetes para el gran sorteo especial número 235, equivalente al valor del avión presidencial, a 951 hospitales públicos de todo el país que participan en la atención de la pandemia por Covid-19.

A cada hospital correspondieron mil 51 billetes o cachitos con valor de 500 pesos cada uno, se distribuyeron a los establecimientos públicos de salud de todos los estados registrados en la Red de Infecciones Respiratorias Agudas Graves (IRAG) de la Secretaría de Salud, de ahí salieron varios hospitales de diversas entidades premiados, como fue el caso del Hospital Militar en Torreón.

Las preguntas siguen surgiendo: ¿qué va a pasar con el avión? ¿Se beneficiaron varios hospitales con esta rifa, pero sí fue “negocio” realizarla? ¿Qué opinión le merece toda esta situación amable lector? ¿También quedó como varios y me incluyo, estupefacto con todo esto?


Punto y aparte

Más de 170 países se han unido al servicio Covax de vacunas globales de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para ayudar a comprar y distribuir dosis de inmunización para Covid-19 de forma justa en todo el mundo.

Mientras tanto, siguen los ensayos para tener la vacuna contra el Covid 19, algo que todos esperamos.

Buen fin de semana, la frase: “Sonríe, eso te hace feliz”. ¡Ánimo!
Imprimir
COMENTARIOS