×
Agente Sóstenes
Agente Sóstenes
ver +

" Comentar Imprimir
01 Enero 2010 04:00:18
Evaluación obligada
CON LA NOVEDAD, MI SUPERIOR, que inicio el 2010 y los titulares de las corporaciones, de las delegaciones regionales de la Fiscalía General del Estado, los subalternos directos del Fiscal Jesús Torres Charles, al igual que los subdelegados regionales que dependen directamente de la delegada de la PGR, Aurora de la Mora Alvarado, el general Rubén Serrano Herrera, comandante de la Sexta Zona Militar, al igual que Raúl Bustamante Espinoza, comandante en Saltillo de la Policía Federal, deben evaluar el trabajo desempeñado en el 2009 para ser más productivos en este año que apenas inicia.

NO HAY MAÑANA EN CUESTIONES de materia de seguridad; si bien Coahuila tiene regiones plenamente identificadas en donde hay problemas con los índices delictivos como Torreón, Saltillo y Monclova, es necesario que las autoridades municipales, estatales y federales se coordinen más para planear estrategias que prevengan el delito en general en la entidad, porque hay “ojos” de la delincuencia que miran al estado como un terreno fértil para sentar sus reales y operar a sus anchas, sino es que ya lo hacen.

ES MOMENTO PARA QUIENES ENFRENTAN a la delincuencia poner en práctica una cruzada de seguridad en el estado que involucre a la sociedad también, porque sólo de esta manera es como se obtendrán resultados verdaderos contra la inseguridad que sigue “pegándole” a los coahuilenses, que claman una mayor vigilancia a las corporaciones preventivas encargadas para hacerlo.

EN EL AÑO QUE ACABA de concluir hay personas que confían aún en las autoridades para que procedan legalmente en contra de los desconocidos que saquearon sus patrimonios que formaron con tanto sacrificio con el paso de los años, y donde las autoridades encargadas para investigar reflejan una ociosidad para aclarar el hecho delictivo, que los evidencia claramente de que siguen sin responder a las demandas de la gente que cada vez resguarda sus inmuebles para evitar recibir la visita de los malhechores, que gozan rompiendo la privacidad de cada hogar que saquean.

GRANDES RETOS TIENEN LOS JEFES policiales en estos 12 meses en que tratarán de resguardar a la entidad de grupos delictivos, que no bajaran la guardia para delinquir al conocer a la perfección las carencias y debilidades que tienen las corporaciones preventivas y quienes persiguen el delito.

ASIMISMO, QUIERO HACER DE SU conocimiento que otros que jugarán un papel importante para atacar a la delincuencia serán cada uno de los agentes del Ministerio Público del fuero común y federal, quienes se han perdido el respeto ellos mismos al olvidarse de la gran responsabilidad que tienen al representar a una institución de buena fe como lo es el Ministerio Publico.

CONTRA LO QUE SE DIGA, los representantes sociales (no todos) que laboran en cada uno de los municipios de Coahuila perdieron esa sensibilidad y ética profesional para aplicar la ley por una sola razón, les gusta ganarse “el dinero fácil”, para dejar en libertad a quien comete un delito sin importarles la gravedad del asunto que éste podría traer consigo.

CADA VEZ LOS COAHUILENSES LE pierden más el respeto a los fiscales o agentes del Ministerio Público, que han empantanado la labor que realizan en los últimos años, porque venden la justicia al mejor postor olvidándose del compromiso y del juramento ante la autoridad competente que les confió el cargo. Lo único cierto es que en las agencias del Ministerio Público que existen a lo largo y ancho del territorio coahuilense se respira un clima de corrupción total que no dan ganas de entrar a sus oficinas si la gente con problemas jurídicos no trae dinero para sobornar a quienes ahí laboran.

HAY UN SOLO CAMINO PARA que todo esto funcione dentro del marco de la legalidad, si se quiere que haya una impartición de justicia transparente, que los servidores públicos o funcionarios que vigilan la labor de los representantes sociales lo hagan con una “mano dura”, efectiva, y no permitan ningún tipo de irregularidades, y quien no cumpla sea puesto a disposición de los órganos internos para ser sancionado conforme a la gravedad de la falta cometida.

YA ES TIEMPO DE QUE todo aquel Agente del Ministerio Público que se sienta incapaz de desempeñar el cargo que ostenta, sea lo verdaderamente responsable para presentar su renuncia voluntaria y no esperar a que las instancias legales emitan un oficio de suspensión por tiempo indefinido al encontrarlos responsables de cometer alguna irregularidad.

NUNCA ES TARDE PARA QUIENES son los responsables de impartir la justicia, de aplicarla más en forma y ser exigentes con las personas que ocupan cargos importantes dentro del organigrama, encargados de supervisar el trabajo diario de los coordinadores que solapan a los representantes sociales a cambio de recibir sumas de dinero. Es necesario aplicar la ley por el bien de los coahuilenses.
Imprimir
COMENTARIOS


6

8
  • 0 1
  • 7
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65