0 1 2 3
×
4
Enrique Alvarez del Castillo
Enrique Alvarez del Castillo
ver +

" Comentar Imprimir
31 Diciembre 2014 05:00:42
Éxodo, efectos y palomitas
Escuchar Nota
Han sido ya casi seis décadas desde que Charlton Heston encarnó a Moisés, personaje bíblico que protagonizó el pasaje referente a la liberación del pueblo judío del yugo del faraón Ramsés y demás egipcios fanáticos y obsesionados por construir pirámides y esculturas
monumentales.

En esta cinta dirigida por Cecil B. DeMille, como en toda súper producción de aquellos años dorados del cine norteamericano, tuvo un reparto lleno de estrellas como Yul Brynner, Anne Baxyter y por si fuera poco Yvonne De Carlo, conocida tiempo después como “Lily Munster”.

Pasó el tiempo y el relato de los Diez Mandamientos apareció en diferentes producciones, tanto las aburridas películas para televisión a la que nadie hizo caso, como en alguna comedia ochentera gringa como “History of The World Part 1”, título que se tradujo en México como “La Loca Historia del Mundo”.

Así hasta llegar a diciembre de 2014 cuando el realizador Ridley Scott tuvo la oportunidad de presentar “Exodus: Gods And Kings”, en donde se presenta a Christian Bale en su versión de “super héroe A.C.”, a Joel Edgerton en un Ramsés con el ojo bien delinedo cual modelo de Maybelline y a la actriz española María Valverde, que interpretó a Zipporah con un look un tanto más parecido al de modelo de Victoria’s Secret.

Sin duda es una excelente producción que deja claro que los recursos técnicos actuales son pieza fundamental en la narración de historias épicas que hace algunos años eran imposibles de retratar tal y como los directores las imaginaban.

La parte musical fue encargada al compositor vasco Alberto Iglesias, quien tiene una larga trayectoria en el medio. En sus inicios se enfocó principalmente a los cortos y documentales como “Guipuzkoa Donostia: Costa Guipuzcoana”, “Ikusmena” y “Paisaje”, entre otros. Pero es en “Exodus: Gods And Kings”, en donde tiene la oportunidad de mostrar su trabajo al mundo con una buena banda sonora que armoniza con cada una de las escenas con la intención que se necesita justo en cada momento de la cinta.

En resumen esta película es la manera artística, épica y gringa de ver un pasaje bíblico, que por supuesto no dejó de tener al par de galanazos y la guapa sexy en los créditos principales. Al final, lo mejor de pasar casi tres horas sentado frente a la pantalla es disfrutar de una buena compañía en el cine a pesar de que la gran demanda en taquilla no deje tiempo suficiente para comprar refresco y palomitas.
Imprimir
COMENTARIOS


2

  • 3
4
6 7
8 9 0 1 2 3 4 5 20 21 22