×
Julio Villanueva
Julio Villanueva
ver +

" Comentar Imprimir
23 Septiembre 2010 03:00:41
Felipe Leal
¿Qué tal, amigos ...? Conocí a Felipe por la década de los 90; Yo (perdón por escribir en primera persona) llegué de Perú a Saltillo en 1985, por lo tanto no sabía de sus hazañas en el beisbol, sin embargo desde el primer momento nos identificamos, seguramente por ser ambos ex deportistas profesionales, aunque en diferentes deportes.

Felipe, al igual que yo, decidió quedarse a vivir en Saltillo, en esos tiempos yo era entrenador de futbol en el Colegio Montessori, donde estudiaba su hija Graciela, así que tuvimos oportunidad de convivir en varias ocasiones. Asimismo conocí a su esposa la profesora Graciela “Chela” Domínguez, que era y es compañera de generación de mi esposa, Antonieta Gaytán, de la Benemérita Escuela Normal de Coahuila; ellas pertenecen a la “Generación Olímpica”, ya que se graduaron en 1968, año en que se celebraron en México los Juegos Olímpicos.

Qué chico es el mundo. Generalmente los deportistas tienen un deporte “principal” y otro que les gusta mucho, lo que podría llamarse su “segundo” deporte, y éste es el caso tanto de Felipe como de quien esto escribe.

Ese deporte es el basquetbol; me platicó Carlos “Bobby” Treviño, ex beisbolista profesional y en algunos equipos compañero de Felipe, que no solamente le encantaba el basquetbol, sino que lo jugó en sus épocas de estudiante, y a un alto nivel, sin embargo fue el beisbol el que lo llevó a la fama.

Cuenta también Bobby que Felipe (Y es un dato que nadie ha publicado), antes de empezar a jugar beisbol como profesional, estudió Educación Física en la Universidad Panamericana en Estados Unidos y se tituló como profesor de Educación Física, por eso fue “Novato del Año” al cumplir los 23 años, ya que antes de dedicarse al beisbol quería tener un título.

El destino nos unió de la manera más increíble e impensable: fue Juan Castillo Borja, en esos momentos encargado de los deportes en “Radio Lobo”, del contador René Robles Sánchez, quien nos invitó a formar parte del equipo de trasmisión para radio de los Lobos de la Universidad Autónoma de Coahuila que participó hasta hace un par de años en el basquetbol profesional de México, porque al igual que Felipe, el basquetbol para mí fue siempre mi segundo deporte y antes de regresar a México, inclusive, mi deporte principal.

Fueron varios años al aire, un servidor narrando los partidos de basquetbol y Felipe haciendo análisis de lo que sucedía en el terreno de juego, pero no en el “diamante”, sino en un partido profesional de basquetbol.

Se caracterizó por su aguda visión del juego, además me sorprendió que conociera casi a todos los basquetbolistas profesionales de México, sus características de juego, sus habilidades, así como sus defectos. Fue un verdadero deleite compartir los micrófonos con Felipe y en las últimas temporadas también con el profesor Demetrio Cisneros.

Estas líneas están dedicadas a su esposa Graciela Domínguez, así como a su hija, Graciela Leal Domínguez, quienes con gran entereza sufrieron esta irreparable pérdida, deseándoles que Dios les dé pronta resignación.

¡Hasta pronto!


Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5