×
Dan T
Dan T
ver +
[email protected]

" Comentar Imprimir
05 Febrero 2019 03:53:00
¡Feliz año, cerdos!
De un tiempo a la fecha se ha puesto de moda en México emocionarse con el año nuevo chino como si fuera el nuestro. De pronto aparecen en las familias (confieso que en la mía sí los hay) y en la televisión expertos en el horóscopo chino, como si toda su vida hubieran estudiado el asunto y no lo hubieran leído en un post de Facebook.

-Oh, sí, mira, con el año del cerdo se cierra el ciclo del horóscopo chino.

-¿Y eso qué diablos significa?

-Que es tiempo de reflexionar sobre los últimos años y hacer acopio de energía para los retos que están por venir.

-¿Y eso no lo deberíamos hacer todos los años? Digo siempre hay retos por venir, ¿no?

-Bueno, bueno, tú me entiendes.

-No, la neta no te entiendo: por qué le llaman “del cerdo”.

-Pues es que es uno de los animales del horóscopo chino. Y este año le toca al cerdo.

-¿Y eso quién lo definió? ¿Quién dijo que este año y no el próximo era el del cerdo?

-No, pues, este horóscopo lo hicieron los viejos sabios de la China milenaria.

-¿Esa china millennial es pariente de la china poblana?

-No, no, no estás entendiendo. En el Año del Cerdo los principales beneficiados son los nacidos bajo ese signo.

-¿Y esos quiénes son? ¿Hay que sacar

ficha o es como vayan llegando?

-Pues depende de la fecha en la que hayas nacido. Por ejemplo, los que nacieron entre el 13 de febrero de 1983 y el 1 de febrero de 1984, como yo, somos del signo del cerdo.

-¿Y eso quién lo decidió?

-Pues los sabios chinos.

-¿Quiénes? ¿Confucio? ¿Kung Fu Panda? ¿Kung Pao?

-No, pues quién sabe.

-Entonces no sabes ni quiénes fueron, ni cuándo lo hicieron, pero tú les crees todo.

-Sí, por supuesto.

-No, pos sí.

Y si no me crees, haz la prueba con cualquiera que te llegue a hablar del horóscopo chino. A menos que sea de origen realmente chino, la gran mayoría suele hablar como los políticos: sin tener la menor idea de lo que están diciendo.


Pero, bueno, como yo soy muy respetuoso de todas las creencias, quiero felicitar en este Año del Cerdo, con mucho cariño a Javier Duarte, Manlio Fabio Beltrones, Manuel Velasco, Roberto Borge, Fidel Herrera, Humberto Moreira, Ricardo Anaya, Diego Fernández de Cevallos, Enrique Ochoa, Miguel Mancera, César Duarte, Graco Ramírez, Martí Batres, Ricardo Monreal, Mario Delgado y, por supuesto, al cochino mayor: Gerardo Fernández Noroña. Les debo el abrazo, porque no quiero que me dejen todo apestoso.

El desabasto que viene

No es por espantar a nadie, peeero. Ayer el amado líder, santo de los huachicoleros arrepentidos, mariscal de campo de los maestros de la CNTE, aseguró que en México no habrá desabasto de energía eléctrica. Y obviamente a más de uno escuchar aquello le provocó cortocircuito porque, ya sabemos, exactamente que lo mismo dijo de la gasolina y hoy todavía se sigue padeciendo la escasez en lugares como Jalisco y Guanajuato.

Según Andrés Manuel, en el país hay mucha, pero mucha electricidad, supongo que es por tanto corriente que le va al América, a los Patriots y a los Dodgers.

Siento toques en una zona donde duele mucho nomás de pensar que por obra y gracia de la Cuarta Transformación nos quedáramos sin luz algunos días, semanas o meses. ¿Cómo voy a sobrevivir sin ver cada mañana las conferencias de López Obrador? Ay, Diosito, mejor llévame.

¡Nos vemos el jueves!

Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5