×
Joel Almaguer
Joel Almaguer
ver +
Inició sus estudios en la Universidad Autónoma de Coahuila, donde tuvo como maestros a Gerardo Monjarás y en sus últimos años al reconocido pianista regiomontano Gerardo González. Ha desarrollado su actividad musical como pianista en danza y como acompañante de cantantes principalmente. Ha participado en musicales como pianista. Imparte diplomados en historia de la música para la UAdeC. El año pasado vivió en Francia donde tuvo oportunidad de compartir su talento musical. Música Sobre Ruedas es un proyecto que ha desarrollado para compartir música en espacios públicos. Actualmente también es miembro de la Orquesta Filarmónica del Desierto donde participa activamente en el Coro Filarmónico. [email protected]

" Comentar Imprimir
22 Marzo 2020 04:05:00
Feliz Cumpleaños, Bach
Escuchar Nota
No hay nadie que iguale su grandeza. Bach nació un 21 de marzo (si atendemos al calendario juliano, pero en realidad se toma esta fecha por la oficial), de 1785. En este mismo año nacerían también Händel y Scarlatti, pero esa es otra historia. Sin Johann Sebastian Bach la música no sería lo que ha sido. Incluso Dios habría de estar agradecido con él por lo inconmensurable de su música y la alabanza que ha trascendido a través de los tiempos.

No neguemos el hecho: Bach es y será el señor de señores en el mundo del arte musical. Aún hoy las referencias a su obra resuenan en todos los compositores. Bach construyó catedrales musicales enormes que, seas o no creyente, podrás disfrutar.

Existen algunos musicólogos que buscan en su obra no religiosa -ya sea la Ofrenda Musical, las Variaciones Goldberg, los conciertos de Brandenburgo, el Clave Bien Temperado-, una justificación para sus elucubraciones ateas, pero no erremos. Si bien es cierto que estas obras mencionadas son un ejemplo inmenso de la obra de Bach y sus capacidades, no justifica el hecho de lanzar la idea que Bach era religioso por conveniencia. Bach fue profundamente religioso y, más que religioso, un ferviente creyente, que no es lo mismo. Tan solo hay que echar un vistazo a su biografía.

Las Pasiones son una joya musical que nos desvelan lo divino en la música. La dedicación a su obra, muestra clara de un artesano que usa las herramientas a su alcance para lograr verdaderos tesoros, son ejemplo para muchos.

Alguna vez dijo que cualquiera podría lograr lo que él si tan solo se dedicara al trabajo como él lo hizo. Lejos de pensar en un comentario altanero, la frase nos demuestra su carácter humilde, pero firme.

Por supuesto que sabía las cualidades de su música, es innegable, mas el esplendor de su obra no cegó su visión como compositor. Pasaron los años y Bach cayó en el olvido, pero ya en el siglo 19 su música volvió a renacer con la importancia y grandeza que siempre tendrá.

Músico fecundo: su catálogo, BWV (Bach Werke Verzeichnis), enumera mil 128 obras. Pero su extenso catálogo no es lo más asombroso, sino la constante perfección en su elaboración. No existe ni una sola obra que no esté a la altura de Bach mismo.

Pareciera que el dominio del contrapunto y todas las técnicas de composición las dominara desde el inicio con la misma maestría. Inspiración para todos los compositores y un obligado para cualquier músico, Johann Sebastian Bach nunca dejará de enaltecer con su música, a la música misma.
Imprimir
COMENTARIOS