×
Lourdes de Koster
Lourdes de Koster
ver +

" Comentar Imprimir
08 Abril 2020 04:04:00
Fideicomisos en Coahuila
Escuchar Nota
En la publicación del Presupuesto de Egresos del Estado de Coahuila, del Decreto 524, que describe la distribución del recurso público, transferencias y aportaciones que en el 2020 ministra la autoridad estatal, define los Fideicomisos Públicos como “aquellos en los que el fideicomitente (es quien transmite el bien o bienes objeto del fideicomiso) sea el Gobierno del Estado, organismos descentralizados, empresas de participación estatal o cualquier institución fiduciaria (quien recibe esos bienes) cuando ésta actúe en cumplimiento de los fines de cualquier dependencia o entidad de la administración pública estatal.

Es algo complejo el tema, sin duda. Se trata de un rubro opaco y del que escasamente se habla o se puede acceder a través de información en sitios web oficiales, que esté a la vista, que sea pública y actualizada.

En Coahuila y por años, quizá décadas, la palabra fideicomiso ha representado una forma de canalizar, desviar, o encubrir montos de dinero que se destinan de manera poco clara y bajo esquemas de mínima transparencia, hacia actividades o tareas que permiten desarrollar proyectos o programas que se ha dicho, son en favor de la comunidad.

Aquí lo cuestionable no es tanto el objetivo y los resultados de lo que se hace con ese dinero público, sino lo tortuoso que se vuelve acceder a reglas de operación, a la normatividad bajo la cual se decide a quién se le entrega la cantidad y los montos que se destinarán para tal o cual fideicomiso.

Y es que en el estado hay fideicomisos de los que pocos saben para qué existen, y lo más grave: ¿Quién maneja el recurso o el beneficio que se obtiene del fideicomiso?

Como el Fideicomiso del Fondo Minero, o del Puente Internacional Piedras Negras II, el Fideicomiso de Garantía a la Pequeña y Mediana Minería del Gobierno del Estado, el Fideicomiso para al Operación del Museo de las Aves, o como el Fideicomiso Mixto Conacyt-Gobierno del Estado, el Fideicomiso de Fondo Metropolitano Monclova y de Saltillo, por citar algunos que aparecen en la plataforma de la Secretaría de Finanzas de Coahuila.

En el Anexo 34, del rubro de Transferencias, Asignaciones, Subsidios y otras ayudas, que rebasa los 88 millones 820 mil pesos (en el desglose del Presupuesto de Egresos 2020), se establecen Transferencias a Fideicomisos del Poder Ejecutivo que representan 11 millones de pesos de la cifra antes mencionada. Pero ¿Cuáles son los fideicomisos con fondos públicos, el resultado y quiénes aprueban las cantidades que recibirán o reciben?

Quizá hasta que llega el Informe de Resultados de cada entidad o los avances de gestión presupuestal al Congreso del Estado y que son turnados a la Auditoría del Estado, se podría saber o tener al menos un balance de las metas cubiertas o del gasto que cada fideicomiso realizó.

En tanto, a partir de la semana entrante y luego del Decreto presidencial que ordena extinguir todos los fideicomisos para concentrar los recursos disponibles en la Tesorería de la Federación, en Coahuila casi nada se ha dicho sobre lo que ocurrirá con estos esquemas. ¿Será conveniente o no el financiamiento público a través fideicomisos en el estado? Es pregunta.
Imprimir
COMENTARIOS