×
El Marques
El Marques
ver +
Columnista Político Puedes escribirle a: [email protected] También manda tus comentarios a: twitter @_palaciorosa

" Comentar Imprimir
19 Octubre 2020 04:10:00
Gobernabilidad
Escuchar Nota
Gobernabilidad 

Si algo hubo este domingo fue el interés de la gente por acudir a votar y eso lo hace una elección fuera de lo común, y en automático, de acuerdo con los que saben, se legitima el resultado. 

Los enterados apuntan a que el principal punto a favor de los candidatos priistas fue el desempeño del Gobierno estatal y precisamente el triunfo abona a la gobernabilidad para Miguel Ángel Riquelme, ante los actores políticos de Coahuila, ante el PRI nacional y la Cuatroté. 
 
Carro completo 

De lo más sobresaliente en el triunfo abrumador del PRI Coahuila, de Rodrigo Fuentes, en la elección de este domingo, está la participación electoral, prácticamente de 40%, contrario a todos los pronósticos y conforme lo anticipó Grupo Zócalo en la encuesta de Berumen y Asociados. 

Y decimos que contra todas las apuestas porque estaba de por medio la pandemia y el eventual temor de los electores a contraer el contagio, y además porque en teoría, iba a ser una elección desairada. Pero nada de eso. 
 
Nada que ver 

El resultado de la elección de este domingo está muy lejos de los pronósticos originales y de ser comparada con intermedias en estados vecinos. Durango, por ejemplo, con “El Güero” José Rosas Aispuro, alcanzó 20% de votación y en Tamaulipas, del también panista Francisco Javier García Cabeza de Vaca, llegó a 22 puntos. 

Y los más contentos con esto son los priistas, pues, como se puede ver, el carro completo se legitimó. No es que el PRI haya ganado en una desnutrida elección. Lo hizo en una con alta participación y eso finalmente pesa. 

De hecho, la votación a favor del tricolor andará rondando los 400 mil, lo cual rebasa su voto duro. 
 
Tiró la toalla 

Otra novedad es que el Partido Acción Nacional, de Jesús de León Tello y Guillermo Anaya Llamas, pasó del segundo al tercer lugar de las preferencias electorales en el estado y para el propio presidente del Comité Estatal, la ventaja priísta de anoche era irreversible, de plano reconoció el resultado y aseguró que no hay nada que buscar en los tribunales. 

El PAN Coahuila es de los grandes perdedores de la contienda. Como hacía mucho no ocurría, el PRI le arrebató sus bastiones electorales: Torreón y Monclova.

Entrados en gastos, los priistas también le dijeron “con permiso” a Unidad Democrática, en Acuña y Sabinas, donde hasta antes de este domingo nadie les ganaba. 

En fin, en política nada está escrito. 
 
Segundo revés 

Los resultados de la contienda también le pegaron duro a Unidos y no faltará quien lo interprete como un segundo y consecutivo revés para el exgobernador y exdirigente nacional del PRI, Humberto Moreira Valdés. 

Si bien es cierto al frente de Unidos se encuentra Rubén Humberto Moreira Guerrero, para más de uno, lo de ayer fue un nuevo intento del “Profe” para tomar oxígeno en la política. 
 
¿Jugaron en contra? 

Donde Unidos sí salió con buenos números fue en Arteaga. Prácticamente dominaron la cabecera municipal, Bella Unión y algunos ejidos de la sierra, lo cual deja muy mal parados a los integrantes de la dinastía Durán, de Everardo y Jesús, pues lo que ellos le venden al PRI es un control político que este domingo ni se notó… o al menos que hayan jugado en contra. A estas alturas ya no se sabe. 
 
Mal parado 

Muy mal parado quedó el dirigente nacional de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar, quien al cuarto para las 12 y con la derrota de por medio viajó a Torreón para pronunciarse en contra del resultado electoral. 

El exdirigente nacional del Barzón aseguró que la de este domingo se trató de una elección de Estado, pero se le pasó comentar algunas travesuras que hubo en las campañas morenistas, como la operación política, sin regateos, de la alcaldesa panista de San Pedro, Patricia Grado, a favor del candidato de Morena, Armando Guerrero, sobrino del secretario general del IMSS, Javier Guerrero García. 

Quién sabe, en una de esas, el dirigente morenista ni al tanto estaba. El caso es que a Morena, ni el activismo de Mario Delgado en plena jornada electoral, le funcionó. 
 
Sin dinero 

Con registro, pero sin dinero, estarán el próximo año varios partidos políticos que no alcanzaron la votación mínima de 3 por ciento. Es el caso de Movimiento Ciudadano, de Raúl Sifuentes; PRD, de Mary Telma Guajardo y PT, de Tornero, que por tratarse de organizaciones con registro nacional, ahí van a andar, pero sin financiamiento estatal.  En tres y dos está el PVEM, que de conseguir el mínimo hasta derecho tiene a una pluri. 

Los que de plano se van y difícilmente van a encontrar boleto de regreso son el PRC, de Abundio Ramírez; Emiliano Zapata, de José Luis López, y Unidos. 
Imprimir
COMENTARIOS