×
Guillermo Herrera Márquez
Guillermo Herrera Márquez
ver +

" Comentar Imprimir
14 Septiembre 2013 03:00:37
‘Grito de fiesta o desesperación’
Mañana el Presidente de la República Enrique Peña Nieto dará su primer grito motivo de un aniversario más de la Revolución Mexicana aunque se llevará a cabo en un ambiente lejos de ser festivo, en un país inmerso en manifestaciones, altos índices de violencia, molestia y con una economía estancada.

Hoy no vivimos dependientes del Virreinato de la Nueva España, hoy vivimos dependientes de los intereses políticos y económicos de los grandes capitales que rigen la vida de esta nación.

Ni las múltiples propuestas de reformas: energética, hacendaria, educativa y la que se acumule; ni tampoco haber detenido a la enemiga número uno de la educación en México bajo su gestión, han logrado que el joven Presidente priista sea visto con buenos ojos por la ciudadanía común, la ciudadanía que trabaja lejos de la burocracia, política y medios de comunicación, como hay millones.

Para desgracia de Peña y sus asesores, la excelente cortina de humo cuando existen problemas denominada Selección Nacional está lejos de ofrecer condiciones para despertar el espíritu y orgullo patrio, como lo han hecho sus antecesores. El llamado “Tricolor” hoy ofrece más lastimas y vergüenzas que orgullo, por eso se debió a recurrir al “Canelo” Álvarez, un imán inhallable de taquilla para que saque la casta.

Mi cabeza sigue sin comprender lo que se vive en México en materia educativa, por un lado se dice que hacen falta reformas para mejorar la calidad en materia académica, pero no se fijan metas numéricas, ni se fijan plazos para ver dichos resultados en el corto plazo y por otro se quieren eliminar las exenciones del IVA en materia educativa.

Aplaudible me parece que el Gobierno de Peña Nieto este muy preocupado por establecer estándares de calidad en materia docente, sin embargo también me gustaría que fueran evaluados los burócratas sin importar jerarquía, que anualmente deban acreditar un examen y que si no lo acreditan sean capacitados y si reprueban de nueva cuenta dejen su puesto.

Ya que vivimos tiempos donde las reformas están de moda me gustaría proponer una que se encargue de fiscalizar y monitorear los recursos de los gobernantes, que evite que existan funcionarios de cualquier orden de gobierno que gaste millones de dólares en ropa en tiendas exclusivas como La Casa Bijan, la cual se ubica en Rodeo Drive y donde un par de calcetines cuestan más de 700 pesos y se encuentran trajes que superan los 700 mil pesos, cifra con la que muchos podríamos comprar una o hasta dos casas o departamentos.

Creo que hemos visto diariamente a muchos funcionarios gubernamentales que hacen gala de una educación precaria, no pueden presumir gran cultura, lo que respalda la propuesta de Peña Nieto y su equipo, urge mejorar la educación en este país.

Como si fueran pocos los impuestos que ya pagamos, Luis Videgaray el flamante secretario de Hacienda considera que se deben incrementar los gastos en materia de renta y compra de inmuebles, así como gravar los alimentos de las mascotas.

Por más que busqué no encontré en su propuesta un inciso que hablara de cómo se van a eficientar los gastos de campañas políticas, gastos de representación de los funcionarios, viáticos y gastos de austeridad de la alta administración, no la burocracia de a pie.

Somos un pueblo noble, muy noble diría yo, capaz de celebrar o incluso reír en momentos complicados, cuando los escenarios presentes y futuros no sean halagadores, no importa ¡Viva México!
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5