×
Gerardo Aguado
Gerardo Aguado
ver +
Gerardo Abraham Aguado Gómez es miembro de Acción Nacional desde 2008. Actualmente es Diputado local en la LXI Legislatura del Congreso del Estado de Coahuila. @GerardoAguado

" Comentar Imprimir
04 Mayo 2019 03:56:00
Hacer las cosas bien
Los créditos de corto plazo son préstamos que las entidades federativas pueden solicitar sin autorización de sus respectivos poderes legislativos.
Se entiende que la intención del legislador que creó y aprobó estas reformas en las leyes de deuda locales, y en la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios, era permitir el acceso de los gobiernos locales, municipales y de los organismos (en este último caso, quedaron contemplados solo en las leyes locales de deuda) a créditos de la banca en forma ágil e inmediata para hacer frente a ciertas situaciones de tipo emergente, sobre todo.

El artículo 30, de la mencionada ley, establece que las Entidades Federativas y los Municipios podrán contratar Obligaciones a corto plazo sin autorización de la Legislatura local, siempre y cuando se cumplan algunas condiciones, como es que en todo momento, el saldo insoluto total del monto principal de estas obligaciones a corto plazo no exceda del 6% de los ingresos totales aprobados en su Ley de Ingresos, y que las obligaciones a corto plazo queden totalmente pagadas a más tardar tres meses antes de que concluya el periodo de gobierno de la administración correspondiente, no pudiendo contratar nuevas Obligaciones a corto plazo durante esos últimos tres meses.

Sin embargo, en los hechos, tenemos que las entidades federativas, muchas de ellas, abusan de estos créditos a corto plazo, y venden una idea engañosa a la ciudadanía, queriendo hacer creer que no pasa nada, que “solo es un crédito de corto plazo, que prácticamente no genera intereses”, o bien, generalmente definen el objetivo u objetivos del destino del crédito, pero en los hechos nunca transparentan la aplicación del mismo, y suele suceder que se utiliza para cosas distintas a las que fueron anunciadas de manera pública.

En cambio, las realidades son otras: los créditos de corto plazo generan altos intereses en todos los casos, y más para entidades federativas que ya están “mega endeudadas”, y para aquellas que solicitan estos empréstitos en forma frecuente, pues van acumulando un préstamo tras otro, y los intereses de todos deben ser sumados como perjuicio al erario, es decir, al ciudadano quien es el que paga todo.

Algo que decir a favor de las entidades que recurren a estas prácticas, es que, como ocurre en Coahuila, la deuda heredada por Humberto Moreira ha generado, hasta la fecha, varios problemas, como la poca liquidez, obligando al Estado a “echar mano” de esta herramienta para poderle hacer frente a sus problemas financieros, sin afán de defender la práctica, urge encontrar una manera de eficientar y transparentar este método, sin afectar el sentido de urgencia y prontitud que actualmente permite la ley, para contraer crédito de este tipo.

Después de analizar el tema, la conclusión me ha llevado a pensar que lo que se debe buscar es: “Comunicar y avisar”, pero manteniendo la flexibilidad que otorga la ley para que una entidad pueda recurrir a un crédito de este tipo, con prontitud, sin trabas, pero sí con mayor transparencia. ¿Cómo?, muy sencillo, informando al Congreso local lo siguiente:

» Qué generó la falta de liquidez

» En qué se gastará cada peso del crédito

Esta información ayudará a legitimar las acciones financieras del Gobierno y a transparentar el proceso, evitando así, miles de polémicas al respecto.

Es por eso que la semana pasada presenté ante el Pleno una reforma a la citada ley, al Artículo 30 para ser exactos, donde propuse agregar un numeral para que por obligación, al contraer este crédito de corto plazo, el Ejecutivo tenga que dar cuenta a la legislatura de los dos puntos que mencioné.

Yo siempre he pensado que la ley no debe limitar, si no por el contrario, ser una herramienta en donde todas las partes ganen, pensando siempre en el beneficio de los ciudadanos a través de prácticas transparentes y justas.
Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65